jueves, 30 de abril de 2009

Kyoto Box: una caja de cartón salvará millones de vidas en el tercer mundo


La idea le llegó a Jon Bohmer, un noruego afincado en Kenia, de forma inesperada mientras jugaba en el patio de su casa con su hija de cinco años. Ya hacía varios años que trataba de dar con la solución a un grave problema: encontrar un método ecológico, económico y eficiente para generar energía en los países en vías de desarrollo.

Y ese día se le encendió la luz: la “Kyoto Box” una cocina solar hecha a partir de dos cajas de cartón pintadas en su interior de negro, con un plástico transparente y un poco de papel de aluminio, que permite hervir agua en una hora además de cocinar cualquier alimento.

El problema fue sacar al mercado su brillante idea: más de 200 instituciones rechazaron su propuesta. Pero todo llega en esta vida y hace unas pocas semanas fue premiado por el Foro para el Futuro, otorgándole 75.000 dólares por el primer premio a la sostenibilidad.
A partir de ahí, todo fue recibir correos electrónicos proponiéndole los más variados negocios y dentro de un par de meses, su brillante idea será una realidad en más de veinte países de África, Asia y Latinoamérica. Aunque la producción masiva de la “Kyoto Box” variará un poco sobre el original, ya que en lugar de cartón se utilizarán plásticos reciclados para proteger la caja de la lluvia.
Cocinas solares ya existen en el mundo. La diferencia con esta última es el precio: mientras las decenas de modelos que hay en el mercado cuestan un mínimo de 40 dólares, el modelo de Bohmer puede venderse a 4 dólares.

Las perspectivas de este noruego son muy grandes: "Con la 'Kyoto Box', se dejarán de cortar árboles, habrá menos desertificación y menos violaciones de mujeres atacadas cuando van a recoger leña. Además, podrán invertir el tiempo que gastan en recoger leña en hacer artesanías. También habrá menos muertes por inhalaciones de humo.” Para continuar diciendo: "El 80% de las enfermedades que matan cada año a miles de niños e incluso adultos, como el cólera, se deben a que el agua tiene bacterias y no se hierve. Hervir el agua y proporcionar una herramienta barata para hacerlo es un buen comienzo para acabar con muchas enfermedades".

Pero Jon Bohmer no se detiene; ahora, además de su 'Kyoto Box', se ha sacado de la manga una bolsa de plástico que se cuelga de los árboles que hace las veces de ducha móvil en lugares donde no hay agua corriente.
Esperemos que todos sus deseos se cumplan.
Comprueben ustedes mismos el funcionamiento de la "Kyoto Box" en este video:






1 comentario:

Priya Kannan dijo...

This blog is having the general information. Got a creative work and this is very different one.We have to develop our creativity mind.This blog helps for this. Thank you for this blog. This is very interesting and useful.
PEGA Training in Chennai