viernes, 1 de julio de 2016

Así se disfruta en las 11 playas más abarrotadas del mundo




Hace poco les traíamos a este blog una relación con las playas nudistas más exclusivas de España. Unas playas paradisíacas, tranquilas y, en muchas ocasiones, solitarias. Ideales para disfrutar del contacto con la naturaleza.


Las playas que traemos hoy también son preciosas aunque, seguramente por ello, siempre están llenas; extremadamente llenas de gente. Si a usted no le importa disfrutar de estas maravillosas playas acompañado de centenares o miles de personas, éstas son las más populares del planeta. Eso si, a cambio de perder la privacidad, puede disfrutar de otras muchas cosas que no le ofrecen las playas solitarias.


- Polignano a mare, Puglia (Italia). (Al inicio del post) Un mar cristalino, servicios de alta calidad y una ciudad pequeña que surge sobre las rocas que llegan hasta el mar. La playa, que tiene tramos rocosos y otros de arena suave, encanta a los italianos que la llenan día tras día.



- Benidorm (España). Comodidad, calidad en los servicios, un ambiente inmejorable y unas playas espectaculares. Eso es lo que buscan los miles de turistas que abarrotan diariamente sus playas.  



- Scheveningen (Países Bajos). Si creían que en esta parte de Europa no se llenaban las playas, al menos en pleno verano, estaban equivocados. Multitud de chiringuitos y restaurantes, fiestas en la playa y deportes acuáticos para todos los gustos. 



- Isla dei Conigli, Sicilia (Italia). Tristemente famosa últimamente, Lampedusa es una perla en el corazón del Mediterráneo. Horizontes de postal y la posibilidad de bañarse junto a tortugas marinas y peces de todo tipo.



- Lloret de Mar, Costa Brava (España). Una playa increíble, llena de rincones inolvidables y una ciudad con una vibrante vida nocturna: la combinación ideal.



- Tropea, Calabria (Italia). Un mar que va del azul más intenso al verde esperanzo y una playa larga y ancha de arena clara: esta es la presentación de esta joya situada en la costa Tirrénica en la provincia de Vibo Valentia.



- Marina Grande, Campania (Italia). ¿Quién no ha oído hablar de Capri? Casas de colores; un precioso puerto lleno de románticas barcas  atracadas y un acceso luminoso al mar.



- Nazaré (Portugal). Modernidad y todo tipo de servicios en mezcla perfecta con las tradiciones de esta población. Muy recomendable acercarse al puerto para ver las técnicas de pesca tradicionales que todavía se siguen practicando aquí.



- Ipanema, Río de Janeiro (Brasil). Posiblemente, la playa más famosa del mundo. Gran belleza y una energía vibrante que no dejan indiferente a nadie.



- Biarritz (Francia). Casi fronteriza con España, podríamos denominar esta playa como “de película”, frecuentada a lo largo de los tiempos por la nobleza, la aristocracia y la jet set. Glamour y preciosas playas todo en uno.



- Valparaíso (Chile). Su encantadora playa no es el único atractivo de esta increíble ciudad chilena a orillas del Pacífico. Con un centro histórico declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, destacan sus casas coloridas y sus murales que decoran cualquier rincón.



viernes, 24 de junio de 2016

Las más exclusivas playas nudistas españolas en 2016




Todos, o por lo menos la mayoría, hemos soñado bañarnos desnudos en una tranquila playa de aguas cristalinas. Pero, claro, eso de que te vean sin el bañador… corta a la mayoría. Si usted es de los que no les importa que le vean como Dios le trajo al mundo, aunque algo más crecidito, éstas son las mejores y más exclusivas playas nudistas que se pueden encontrar en la geografía española:

- Torimbia, Llanes (Asturias). (Al inicio del post) Rodeada de montañas verdes, una playa de arena blanca y agua azul profundo: el paraiso en la Tierra. Sólo se puede acceder a pie. Lo malo es que esta playa es visitada también por público no nudista y desde el mirador es habitual que se tomen fotos de las impresionantes vistas.



- Faro de Roche, Conil de la Frontera (Cádiz). Rodeado de acantilados de 30 metros, cuando la marea está baja, a unos 150 metros del faro existe una cueva de difícil acceso ideal para tomar el baño desnudo.



- Las Gaviotas, Santa Cruz de Tenerife. Situada a tres kilómetros del barrio de San Andrés, en esta playa comparten espacio nudistas y no nudistas. La franja de arena es estrecha y el aparcamiento, escaso.



- Roques Planes, Calonge (Gerona). Caminando unos 15 minutos desde el parking de la torre Martina, en Sant Antoni de Calonge, se puede encontrar este precioso trozo virgen de costa.



- Coll Baix, Mallorca. Rodeada de largos acantilados, sólo se puede acceder a esta tranquila playa caminando unos 500 metros tras aparcar el coche al final del camino que llega bordeando la montaña desde Alcudia o llegando en barco.



- Es Trucadors, Formentera. Situada en el norte de la isla, esta pequeña tira de tierra es muy visitada en verano.



- Barinatxe, Sopelana (Viscaya). Los nudistas suelen situarse en los laterales de la playa. Es famosa la carrera nudista de Sopelana, disputada sobre una distancia de 5.000 metros.



- Figueiras, Islas Cíes (Pontevedra). Es la única playa nudista de este archipiélago declarado Parque Natural en 1980. Se llega desde la parte izquierda del muelle en el que atracan los barcos procedentes de Vigo.



- Sonabia, Cantabria. Rodeada de dos hermosas colinas, esta playa fue de las primeras en España en permitir el baño nudista.



- Playa de la Mar Bella, Barcelona. Seguramente, la única playa nudista a la que se puede acceder en metro. Hay que coger la línea 4 y parar en Selva de Mar. La parte izquierda mirando al mar es la destinada a practicar el nudismo.



- Espalmador, entre Ibiza y Formentera. Se puede acceder en barco o a nado, ya que está a 150 metros de Formentera. Parque natural protegido, conserva cierto salvaje y de libertad.



miércoles, 22 de junio de 2016

¿Engorda o adelgaza? Diez mitos sobre los alimentos




Como todos los años, llega el calor y al quitarnos las gruesas ropas de abrigo y mirarnos en el espejo, lo que aparece ante nuestros ojos no nos acaba de gustar. Esos kilitos de más… Se impone la “operación bikini”: más ejercicio y comida que no engorde.

¿Y cuáles son esos alimentos que nos ayudarán a adelgazar? Existen muchas leyendas urbanas acerca de los alimentos que adelgazan o engordan, pero la mayoría no son ciertas. Aquí les dejamos 10 de los mitos más extendidos entre la sociedad.


- El pan engorda. Seguramente es el mito más escuchado y, sin embargo, no es cierto. El pan blanco contiene 250 calorías cada 100 gramos, algo menos que el pan tostado (350 Kcal.). ¿Por qué? A igualdad de peso, la corteza tiene más calorías que la miga al contener ésta mucha más agua. Eso si, el pan tostado produce una sensación mayor de saciedad. La mejor solución es sustituirlo por el pan integral, con menos calorías y más fibra, minerales y vitaminas del grupo B.

Lo que engorda no es el pan, sino lo que le ponemos dentro…



- El aceite crudo tiene menos calorías que frito. Pues no. Da igual tomar verduras aliñadas con aceite de oliva que rehogadas con la misma cantidad de aceite: tienen las mismas calorías. Tampoco influye el grado de acidez, la procedencia del aceite o si es de maíz, girasol, oliva, sésamo o cacahuete. Nos podrá gustar más o menos el sabor, pero las calorías… las mismas.


- El agua mineral engorda. Olvídenlo. El agua no tiene calorías, ni la mineral ni la del grifo. La mineral simplemente ofrece un sabor especial según los minerales que contenga, pero eso no provoca engordar ni regular el peso. También es un mito que ayude a adelgazar según se tome antes o después de las comidas. Lógicamente, si se toma una gran cantidad antes de la comida, nos sentiremos saciados y comeremos (engordaremos) menos.



- La cerveza sin alcohol no tiene calorías. Dejémoslo claro: tiene menos calorías que la estándar, pero sí que tiene. Concretamente, la gran mayoría de las denominadas cervezas sin alcohol tiene una cantidad inferior al 1% de alcohol y entre 2 y 5 gramos de hidratos de carbono por cada 100 cc. Esto se traduce en que cada cerveza consumida equivale a unas 60 Kcal.



- Las patatas engordan. ¡Pobres patatas! ¡Siempre perseguidas! La patata sólo aporta 85 kcal. por cada 100 gramos ya que contiene un 80% de agua. Tomadas cocidas o hervidas tienen muchas menos calorías que la mayoría de alimentos. Pero, claro, si se toman fritas en aceite, en puré con mantequilla o acompañadas de salsas…


- Las hierbas ayudan a controlar el peso. Las hierbas son buenas para muchas cosas, pero no son lo más conveniente para perder peso. A pesar de que pueden hacer perder kilos al principio, esto es debido a que contienen laxantes y diuréticos. Esos kilos que se pierden son de agua, no de grasa y se recuperan más deprisa de lo que se pierden.

¡Cuidado con las píldoras “milagro”! Algunas de ellas, aparte de hierbas contienen derivados anfetamínicos, ansiolíticos o extractos de glándulas endocrinas y todo ello puede provocar la muerte en algunos consumidores.



- Las vitaminas engordan. Difícil, porque no tienen ni una sola caloría. Además, es falso que aumenten el apetito. Simplemente, son nutrientes esenciales para el organismo. Por cierto, tampoco incrementan la memoria, ni previenen la gripe ni mejoran el rendimiento sexual. Ya saben: milagros en Lourdes.


- La tónica y el bítter son bajos en calorías. Están de moda, pero no por ello son una quimera. Contienen las mismas calorías que cualquier otro refresco, unas 120 por botellín de 200 cc.



- Todos los productos “light” tienen pocas calorías. En el mundo “light” hay de todo, desde los que no contienen ni una caloría como los refrescos, hasta los que apenas rebajan su aportación calórica respecto al alimento normal. Para conseguir que la mayonesa, la margarina, el paté o los embutidos tengan menos calorías, se aumenta la proporción de agua o la cantidad de carne magra. No son la panacea, pero ayudan a mantener la línea.


- El azúcar engorda. Sin duda, ya que tiene unas 400 Kcal. por cada 100 gramos, pero no es tan malo como nos lo pintan algunos. Quizá la mala fama provenga de su relación con las caries y la diabetes. En su defensa diremos que la bollería, los pasteles y el chocolate no engordan tanto por la cantidad de azúcar que contienen sino por las grasas que se utilizan en su elaboración. Y siempre se pueden usar edulcorantes sustitutivos como el aspartamo, la sacarina o el ciclamato.



Por último, recuerden que, aunque no le vayan a provocar obesidad, algunos de los alimentos relacionados no son buenos para algunas personas con otras patologías. Y, por supuesto, si quieren perder algo de peso y sentirse más sano, haga deporte. No es preciso correr la maratón, pero nadar, caminar o montar en bicicleta no viene mal a nadie.



jueves, 31 de marzo de 2016

El cambio climático ya no vende



Vivimos en un mundo intercomunicado en el que el bombardeo de noticias es constante. Soy de la opinión de que recibimos tal cantidad de información que nuestro cerebro apenas la puede asimilar. Así, lo que ahora es noticia, en apenas unos días, e incluso unas pocas horas, deja de serlo. Da igual si hablamos de un atentado terrorista, de unas elecciones generales, de un desastre natural o del partido de fútbol más importante del año: en muy poco tiempo lo habremos archivado en nuestra mente y nos estaremos preocupando por cualquier otra cosa. ¿Por qué tendría que ocurrir lo contrario con el apocalíptico “cambio climático” que algunos anuncian?

Llevan más de una década bombardeándonos con que el fin del mundo, tal y como lo conocemos, se acerca y que los culpables somos los humanos y nuestra manía de soltar a la atmósfera cantidades ingentes de CO2. Año tras año escuchamos profecías que nos advierten de que si no cambiamos nuestros hábitos, pronto lo lamentaremos; que las temperaturas se dispararán; que el nivel del mar subirá; que muchas especies animales y vegetales desaparecerán; que el hielo de los polos se derretirá… en fin, que el caos y la destrucción se apoderarán de nuestra querida Tierra.

Pero el tiempo pasa y aunque continúen saturándonos con informes científicos que demuestran que el apocalipsis se acerca, las personas solo notan en su piel que en verano continúa haciendo calor y en invierno frío. Las noticias sobre el cambio climático nos las saltamos para leer algo que nos interese más.


Ejemplos hay muchos. El año pasado se celebró la cumbre más importante de la historia (según sus organizadores) sobre el calentamiento global en París

Según las informaciones, en la reunión se consiguieron avances transcendentales y todos salieron de ella felices y satisfechos. ¿Su repercusión en los medios de comunicación? Escasa. Un par de titulares mal contados el primer día y noticia de página quince hasta que finalizó. Si esa poca importancia tuvo en los periódicos, imaginen el interés que causó entre la población. La  inmensa mayoría ni siquiera supo de su existencia. Y no digamos ya de los acuerdos alcanzados. Eso sí: los grupos ecologistas hablaron de la “gran satisfacción” con que toda la humanidad acogió el acuerdo alcanzado.

Otro ejemplo: el sábado 19 de marzo, se celebró la “hora del planeta” en la que todos estábamos llamados a apagar las luces durante una hora en un acto de concienciación sobre los problemas que el excesivo consumo energético provoca en relación con el cambio climático. Medios de comunicación, organizaciones ecologistas, ayuntamientos y grandes empresas se sumaron a la iniciativa. Según sus organizadores, WWF, “en España la participación ha sido multitudinaria, con casi 400 ciudades apoyándonos, un 50% más que el año anterior”. ¿La realidad?  Ni Dios apagó la luz.


Este sábado 19, a las 20:50, justo a la mitad de la “hora del planeta”, la demanda eléctrica en España era de 31.487 MW. Si lo comparamos con sábados anteriores, el sábado 12 fue de 32.196 MW, apenas un 2% más; el sábado 5 de 31.950 MW, un 1,4% más y el sábado 13 de febrero, incluso se consumió menos, 31.175 MW, un 1% menos.

¿Participación multitudinaria? Sí, sí. Pero seguro que si les presentan estos datos, responderán que no tienen importancia ya que el acto era “simbólico”. Más que simbólico, lo que fue es inexistente.

Ante la poca trascendencia que las noticias sobre el calentamiento global tienen entre la población y con el temor de que pronto se les acabe a algunos el chollo, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha subido su apuesta catastrofista y en su “Declaración sobre el clima mundial en 2015”, hecho público con motivo del Día Meteorológico Mundial, ha echado el resto y ha aumentado sus amenazas para meternos a todos el miedo en el cuerpo.


Sus afirmaciones “apenas” fueron alarmistas. Según este grupo de sabios, “el clima del año pasado en el planeta hizo historia porque estuvo marcado por temperaturas máximas sin precedentes, olas de calor intensas, un total extraordinario de precipitaciones, sequías devastadoras y una actividad excepcional de los ciclones tropicales”. Vamos, que el mundo sobrevivió al año de forma milagrosa. ¿En qué planeta estuve para no notar nada de todo esto?

Un discurso escandaloso con vistas a llenar de titulares los medios de comunicación, pero que si destripamos un poco, demuestran porqué la humanidad cada vez les sigue menos. Así, el titular reza que “en 2015 la temperatura media global batió, por un amplio margen, todos los récords”, para aclarar más adelante que los valores estuvieron 0,76 grados por encima del periodo comprendido entre 1961 y 1990, un tiempo en que, recordemos, se registraron algunas de las temperaturas más bajas de todo el siglo XX.    

También nos dicen que “en 2015 la extensión de los hielos marinos árticos fue la menor desde que hay datos”, para continuar diciendo apenas unas líneas después que la extensión del hielo marino del ártico observada el pasado 11 de septiembre fue la cuarta más reducida. ¿En qué quedamos? Por cierto, ni una palabra del hielo marino del antártico que crece año tras año.


Alarma sobre “olas de calor excepcionalmente prolongadas con picos extremos”, poniendo ejemplos como que en España se llegó a 42,6 grados. Supongo que en amplias zonas de Andalucía todavía se estarán riendo.

Hablan de “lluvias y sequías estremecedoras”, para aclarar que la precipitación a escala mundial se acercó a la media a largo plazo; que debido al episodio de “El Niño”, fue lluvioso en muchas zonas subtropicales de América del Sur; que hubo sequías que afectaron a zonas del sur de África y que en términos globales, el número de tormentas tropicales, ciclones y tifones del año pasado se acercó a la media.  

Si el informe de los miembros de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) contiene todas estas contradicciones y párrafo a párrafo, admite que el clima en 2015 no ha sido muy diferente al de otros años, ¿cómo esperan que la humanidad les haga caso? 

No entramos a valorar si están o no en lo cierto, pero si no cambian de táctica y olvidan los tremendismos (y de paso el gran negocio que muchos están haciendo con el tema), el cambio climático y el ecologismo en general, pronto caerán en el olvido. Y el planeta necesita que lo cuidemos.


martes, 22 de marzo de 2016

Conozca la Fundación Bertín Osborne



Es el hombre de moda. A sus 61 años, Bertín Osborne está en la cresta de la ola y lo está aprovechando. Su día a día es infernal: tan pronto está grabando algunos temas en el estudio como aparece en una gran superficie para promocionar sus productos de alimentación, sin olvidar sus compromisos publicitarios y sus trabajos artísticos. Pero este hombre parece que está viviendo una segunda juventud y puede con todo.

Sin duda, su programa de entrevistas “En tu casa o en la mía” es el culpable de que Bertín luzca ahora más brillante que nunca. Un programa diseñado a su medida en el que el cantante es a la vez personaje y presentador y que está batiendo récords de audiencia semana a semana.


Además, Bertín Osborne continúa, tras cuatro exitosos años, con Arévalo y su obra teatral “Dos caras duras en crisis” recorriendo toda España, con fechas confirmadas hasta dentro de un año. También está triunfando con su gira “Crooner”, en la que el cantante cuenta con una banda de 25 músicos y que alcanzará los 35 recitales en 2016. Ya ha alcanzado el disco de oro (50.000 copias vendidas), algo muy difícil en la actualidad.

Pero el negocio que más le ilusiona es el Bertín Osborne Selección (BOS), la marca de alimentación del cantante madrileño. Comercializan 80 productos, entre los que se encuentran ibéricos, quesos, vinos, verduras, gazpacho y su producto estrella, “los picos”. Y con una buena parte de los beneficios que obtiene en BOS sufraga la que denomina “su joya”: la Fundación Bertín Osborne.

La Fundación nació casi sin haberlo planeado;  padres de Kike, un niño que nació con parálisis cerebral, Bertín y Fabiola pronto se dieron cuenta de que su caso provocaba el interés de muchas familias por conocer qué tipo de técnicas, terapias y tratamientos estaban empleando con su hijo.

Los padres con niños afectados por parálisis cerebral desconocen cómo pueden ayudar a sus hijos y carecen de la esperanza que ofrecen los tratamientos actuales y de las oportunidades que pueden brindarles. Existen terapias alternativas y los padres son parte fundamental en el desarrollo del cerebro de sus hijos y de sus capacidades motoras, cognitivas y sensoriales.


Para conseguir todo esto, la fundación presta ayuda, asistencia y orientación al entorno familiar mediante el desarrollo de programas de atención temprana y, si es necesario, ayudas monetarias directas previa 
acreditación de la existencia de tal necesidad.  

La resignación no es una solución y así lo explican, a quienes requieren su ayuda, las seis personas que trabajan en la Fundación Bertín Osborne, capitaneadas por su esposa Fabiola.  

Una gran labor en la que todos podemos ayudar. Para hacerse socios de la Fundación o, simplemente, realizar una donación, pueden encontrar información en la página web de la Fundación Bertín Osborne.

Un 10 para nuestro artista preferido. Y para su mujer Fabiola, por supuesto. 


lunes, 14 de marzo de 2016

Los afiliados huyen de los sindicatos: un 20% ya ha causado baja



Los datos son demoledores: entre 2009 y 2015, las cuatro principales centrales sindicales españolas han perdido 584.788 afiliados, un 21,6% de los que tenían al empezar el periodo. Casi nada.

CCOO ha caído un 24,4%, desde los 1.203.307 registrados en 2009 a los 909.052 de finales de 2015. UGT, el más castigado, se ha dejado 276.617 afiliados, desde 1.205.463 hasta 928.846. Buena herencia le deja Cándido Méndez a su sucesor. Mucho más lejos, debido a su menor representatividad, CSIF se deja 6.622 afiliados y USO 7.249.


La explicación a esta debacle por parte de los sindicatos ha sido la que cabía esperar, echándole la culpa a cualquiera que pase por allí. Así, Fernando Lezcano, secretario de Organización y comunicación de COO ha manifestado que “la caída de socios ha sido paralela a la destrucción del tejido productivo y al aumento del desempleo durante la última legislatura: la afiliación refleja la adversidad de estos años”.

En UGT, José Javier Cubillo opina que “una de las razones de la disminución de afiliados es la caída de la población laboral”. Además, denuncia “una campaña generalizada para desprestigiar a los sindicatos y debilitar la capacidad de respuesta de los trabajadores para que así el Gobierno de Rajoy pudiera aplicar sus medidas”.

Por su parte, Miguel Iborra, presidente del sindicato de funcionarios CSIF declara que “la reducción de socios se debe a la falta de ofertas de empleo público y a la pérdida de cientos de miles de empleos, lo que a su vez conlleva una reducción de los gastos, entre los que están las cuotas de afiliación”.

Por último, Julio Salazar, secretario general de USO afirma que “la crisis económica y las políticas de recortes de derechos y rentas sociales y laborales han mermado considerablemente la capacidad de acción y organización de los sindicatos”.


Como ven, ningún dirigente reconoce errores propios y escuchándoles se podría pensar que han sido las únicas víctimas de la crisis y que se ha producido un contubernio entre políticos, jueces y medios de comunicación para hundirles. Y yo me pregunto, ¿los casos de corrupción no habrán tenido nada que ver?  Porque hay que recordar que están enfangados hasta las cejas en el escándalo de los ERE y los cursos de formación en Andalucía; que al histórico dirigente asturiano José Ángel Fernández le descubrieron millones de euros en sus cuentas; que representantes de todos los sindicatos hicieron un uso generoso de las famosas tarjetas black de Caja Madrid y que las fotos publicadas con sus principales dirigentes ante suculentas mariscadas o disfrutando de carísimos viajes de placer con cargo al sindicato no creo que hayan ayudado mucho a mejorar su imagen.


Tampoco les ha proporcionado un gran prestigio su falta de acción y su servilismo con el gobierno de Rodríguez Zapatero durante los años 2008, 2009, 2010 y buena parte de 2011. En los años más duros de la crisis y con centenares de miles de nuevos parados cada mes, apenas se les oyó, no convocaron ninguna huelga general, nunca criticaron públicamente la “fabulosa” labor del gobierno de Zapatero y desaparecieron a la hora de buscar soluciones a los numerosísimos problemas de los trabajadores españoles. En cambio, en el primer año del gobierno de Rajoy, sacaron, día sí, día también, a sus seguidores a la calle, convocaron manifestaciones, provocaron huelgas, tanto sectoriales como generales y eran portada habitual en los medios de comunicación afines criticando cualquier medida que tomasen esos fachas de la derecha.  


Liberados que no salen del bar de la esquina y ni tan siquiera acuden a las manifestaciones; delegados que buscan el beneficio propio sin importarles lo que les ocurra a sus compañeros; huelgas innecesarias destinadas a conseguir rédito político, subvenciones a manos llenas por apoyar al político amigo … falta autocrítica y sobra bravuconería y victimismo.

Los trabajadores españoles no dejan de abonar sus cuotas porque ahora cobren menos; su baja se debe a que no les gusta malgastar su dinero proporcionando una vida placentera a quien no la merece. 

sábado, 12 de marzo de 2016

Diez razones científicas que apoyan beber una cerveza a gusto



Que si sienta mal, que si engorda; que si quita el hambre; que si lleva demasiado alcohol… parece que los humanos no nos cansamos de sacarle defectos a la cerveza. Pues tengo una buena noticia para todos aquellos que disfrutamos saboreando esta bebida de dioses: todos estos inconvenientes, SON MENTIRA. 

Ahí van diez razones por las que el agua, la cebada y el lúpulo que conforman la cerveza no son perjudiciales sino, más bien, todo lo contrario.

- Nutritiva: La cerveza es un alimento saludable. Contiene diferentes sustancias nutritivas como ácido fólico, carbohidratos, magnesio y calcio, además de otras importantes para el organismo como la fibra y los antioxidantes.

- No provoca “barriga cervecera”: El aumento de la grasa abdominal no está provocada por la cerveza. La aportación calórica es baja: una caña de 200 ml. Equivale a 90 kcal. Esa barriga que todos odiamos viene provocada por una dieta desequilibrada y porla falta de ejercicio.

- Prolonga la vida: La cerveza tiene más de 2.000 componentes que hacen que tenga propiedades antioxidantes, ayudando a proteger al organismo frente a la oxidación y el envejecimiento de las células. Esta característica hace que se retrase la aparición de algunas enfermedades degenerativas.


- Previene los infartos: Ya hemos dicho que evita la oxidación de las células además de aumentar la cantidad de colesterol HDL (el “bueno”) y proteger frente a lesiones miocárdicas agudas. Existen evidencias científicas que destacan que beber cerveza se vincula a un menor riesgo de cardiopatías isquémicas, favoreciendo la función cardiaca global y que puede tener cualidades antiinflamatorias.

- Huesos más sanos: En la cerveza están presentes el silicio, que promueve la densidad ósea y evita la pérdida de hueso, los fitoestrógenos, asociados a la mejora de los síntomas de la menopausia.

- Protege frente el Alzheimer: Contener silicio reduce la biodisponibilidad del aluminio en plasma y tejido cerebral vinculado a algunas patologías neurodegenerativas.

- Menos infecciones: Mejora la respuesta inmune contra los organismos que provocan las enfermedades infecciosas, especialmente en mujeres.


- Prevención y control de la diabetes: La Sociedad Española de la Diabetes explica que “los componentes de la cerveza como la fibra soluble, los compuestos polifenólicos, los minerales y la baja graduación alcohólica actúan sobre los mecanismos y procesos que desencadenan la diabetes y sus complicaciones”.

- Recuperación en deportistas: Según una investigación del CSIC y la  Universidad de Granada, las propiedades de sus ingredientes y sus características organilépticas posibilitan que sea una buena bebida para recuperar el organismo hormonal e inmunológico de los deportistas tras realizar ejercicio.

- Aporta ácido fólico en el embarazo: Contribuye a la hidratación y aporta ácido fólico. Naturalmente, para las embarazadas la cerveza debe ser sin alcohol.


Por supuesto, todas estas ventajas descritas son consecuencia de un consumo responsable y no de una ingesta masiva de la bebida. Y por consumo responsable se entienden 2 o 3 cañas diarias para un varón y 1 o 2 para una mujer. Y deben de ser diarias: no vale acumular las de toda una semana los sábados, por ejemplo.  

Ya lo decía Benjamín Franklin: “La cerveza es la prueba de que Dios nos quiere”.