jueves, 31 de marzo de 2016

El cambio climático ya no vende



Vivimos en un mundo intercomunicado en el que el bombardeo de noticias es constante. Soy de la opinión de que recibimos tal cantidad de información que nuestro cerebro apenas la puede asimilar. Así, lo que ahora es noticia, en apenas unos días, e incluso unas pocas horas, deja de serlo. Da igual si hablamos de un atentado terrorista, de unas elecciones generales, de un desastre natural o del partido de fútbol más importante del año: en muy poco tiempo lo habremos archivado en nuestra mente y nos estaremos preocupando por cualquier otra cosa. ¿Por qué tendría que ocurrir lo contrario con el apocalíptico “cambio climático” que algunos anuncian?

Llevan más de una década bombardeándonos con que el fin del mundo, tal y como lo conocemos, se acerca y que los culpables somos los humanos y nuestra manía de soltar a la atmósfera cantidades ingentes de CO2. Año tras año escuchamos profecías que nos advierten de que si no cambiamos nuestros hábitos, pronto lo lamentaremos; que las temperaturas se dispararán; que el nivel del mar subirá; que muchas especies animales y vegetales desaparecerán; que el hielo de los polos se derretirá… en fin, que el caos y la destrucción se apoderarán de nuestra querida Tierra.

Pero el tiempo pasa y aunque continúen saturándonos con informes científicos que demuestran que el apocalipsis se acerca, las personas solo notan en su piel que en verano continúa haciendo calor y en invierno frío. Las noticias sobre el cambio climático nos las saltamos para leer algo que nos interese más.


Ejemplos hay muchos. El año pasado se celebró la cumbre más importante de la historia (según sus organizadores) sobre el calentamiento global en París

Según las informaciones, en la reunión se consiguieron avances transcendentales y todos salieron de ella felices y satisfechos. ¿Su repercusión en los medios de comunicación? Escasa. Un par de titulares mal contados el primer día y noticia de página quince hasta que finalizó. Si esa poca importancia tuvo en los periódicos, imaginen el interés que causó entre la población. La  inmensa mayoría ni siquiera supo de su existencia. Y no digamos ya de los acuerdos alcanzados. Eso sí: los grupos ecologistas hablaron de la “gran satisfacción” con que toda la humanidad acogió el acuerdo alcanzado.

Otro ejemplo: el sábado 19 de marzo, se celebró la “hora del planeta” en la que todos estábamos llamados a apagar las luces durante una hora en un acto de concienciación sobre los problemas que el excesivo consumo energético provoca en relación con el cambio climático. Medios de comunicación, organizaciones ecologistas, ayuntamientos y grandes empresas se sumaron a la iniciativa. Según sus organizadores, WWF, “en España la participación ha sido multitudinaria, con casi 400 ciudades apoyándonos, un 50% más que el año anterior”. ¿La realidad?  Ni Dios apagó la luz.


Este sábado 19, a las 20:50, justo a la mitad de la “hora del planeta”, la demanda eléctrica en España era de 31.487 MW. Si lo comparamos con sábados anteriores, el sábado 12 fue de 32.196 MW, apenas un 2% más; el sábado 5 de 31.950 MW, un 1,4% más y el sábado 13 de febrero, incluso se consumió menos, 31.175 MW, un 1% menos.

¿Participación multitudinaria? Sí, sí. Pero seguro que si les presentan estos datos, responderán que no tienen importancia ya que el acto era “simbólico”. Más que simbólico, lo que fue es inexistente.

Ante la poca trascendencia que las noticias sobre el calentamiento global tienen entre la población y con el temor de que pronto se les acabe a algunos el chollo, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha subido su apuesta catastrofista y en su “Declaración sobre el clima mundial en 2015”, hecho público con motivo del Día Meteorológico Mundial, ha echado el resto y ha aumentado sus amenazas para meternos a todos el miedo en el cuerpo.


Sus afirmaciones “apenas” fueron alarmistas. Según este grupo de sabios, “el clima del año pasado en el planeta hizo historia porque estuvo marcado por temperaturas máximas sin precedentes, olas de calor intensas, un total extraordinario de precipitaciones, sequías devastadoras y una actividad excepcional de los ciclones tropicales”. Vamos, que el mundo sobrevivió al año de forma milagrosa. ¿En qué planeta estuve para no notar nada de todo esto?

Un discurso escandaloso con vistas a llenar de titulares los medios de comunicación, pero que si destripamos un poco, demuestran porqué la humanidad cada vez les sigue menos. Así, el titular reza que “en 2015 la temperatura media global batió, por un amplio margen, todos los récords”, para aclarar más adelante que los valores estuvieron 0,76 grados por encima del periodo comprendido entre 1961 y 1990, un tiempo en que, recordemos, se registraron algunas de las temperaturas más bajas de todo el siglo XX.    

También nos dicen que “en 2015 la extensión de los hielos marinos árticos fue la menor desde que hay datos”, para continuar diciendo apenas unas líneas después que la extensión del hielo marino del ártico observada el pasado 11 de septiembre fue la cuarta más reducida. ¿En qué quedamos? Por cierto, ni una palabra del hielo marino del antártico que crece año tras año.


Alarma sobre “olas de calor excepcionalmente prolongadas con picos extremos”, poniendo ejemplos como que en España se llegó a 42,6 grados. Supongo que en amplias zonas de Andalucía todavía se estarán riendo.

Hablan de “lluvias y sequías estremecedoras”, para aclarar que la precipitación a escala mundial se acercó a la media a largo plazo; que debido al episodio de “El Niño”, fue lluvioso en muchas zonas subtropicales de América del Sur; que hubo sequías que afectaron a zonas del sur de África y que en términos globales, el número de tormentas tropicales, ciclones y tifones del año pasado se acercó a la media.  

Si el informe de los miembros de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) contiene todas estas contradicciones y párrafo a párrafo, admite que el clima en 2015 no ha sido muy diferente al de otros años, ¿cómo esperan que la humanidad les haga caso? 

No entramos a valorar si están o no en lo cierto, pero si no cambian de táctica y olvidan los tremendismos (y de paso el gran negocio que muchos están haciendo con el tema), el cambio climático y el ecologismo en general, pronto caerán en el olvido. Y el planeta necesita que lo cuidemos.


martes, 22 de marzo de 2016

Conozca la Fundación Bertín Osborne



Es el hombre de moda. A sus 61 años, Bertín Osborne está en la cresta de la ola y lo está aprovechando. Su día a día es infernal: tan pronto está grabando algunos temas en el estudio como aparece en una gran superficie para promocionar sus productos de alimentación, sin olvidar sus compromisos publicitarios y sus trabajos artísticos. Pero este hombre parece que está viviendo una segunda juventud y puede con todo.

Sin duda, su programa de entrevistas “En tu casa o en la mía” es el culpable de que Bertín luzca ahora más brillante que nunca. Un programa diseñado a su medida en el que el cantante es a la vez personaje y presentador y que está batiendo récords de audiencia semana a semana.


Además, Bertín Osborne continúa, tras cuatro exitosos años, con Arévalo y su obra teatral “Dos caras duras en crisis” recorriendo toda España, con fechas confirmadas hasta dentro de un año. También está triunfando con su gira “Crooner”, en la que el cantante cuenta con una banda de 25 músicos y que alcanzará los 35 recitales en 2016. Ya ha alcanzado el disco de oro (50.000 copias vendidas), algo muy difícil en la actualidad.

Pero el negocio que más le ilusiona es el Bertín Osborne Selección (BOS), la marca de alimentación del cantante madrileño. Comercializan 80 productos, entre los que se encuentran ibéricos, quesos, vinos, verduras, gazpacho y su producto estrella, “los picos”. Y con una buena parte de los beneficios que obtiene en BOS sufraga la que denomina “su joya”: la Fundación Bertín Osborne.

La Fundación nació casi sin haberlo planeado;  padres de Kike, un niño que nació con parálisis cerebral, Bertín y Fabiola pronto se dieron cuenta de que su caso provocaba el interés de muchas familias por conocer qué tipo de técnicas, terapias y tratamientos estaban empleando con su hijo.

Los padres con niños afectados por parálisis cerebral desconocen cómo pueden ayudar a sus hijos y carecen de la esperanza que ofrecen los tratamientos actuales y de las oportunidades que pueden brindarles. Existen terapias alternativas y los padres son parte fundamental en el desarrollo del cerebro de sus hijos y de sus capacidades motoras, cognitivas y sensoriales.


Para conseguir todo esto, la fundación presta ayuda, asistencia y orientación al entorno familiar mediante el desarrollo de programas de atención temprana y, si es necesario, ayudas monetarias directas previa 
acreditación de la existencia de tal necesidad.  

La resignación no es una solución y así lo explican, a quienes requieren su ayuda, las seis personas que trabajan en la Fundación Bertín Osborne, capitaneadas por su esposa Fabiola.  

Una gran labor en la que todos podemos ayudar. Para hacerse socios de la Fundación o, simplemente, realizar una donación, pueden encontrar información en la página web de la Fundación Bertín Osborne.

Un 10 para nuestro artista preferido. Y para su mujer Fabiola, por supuesto. 


lunes, 14 de marzo de 2016

Los afiliados huyen de los sindicatos: un 20% ya ha causado baja



Los datos son demoledores: entre 2009 y 2015, las cuatro principales centrales sindicales españolas han perdido 584.788 afiliados, un 21,6% de los que tenían al empezar el periodo. Casi nada.

CCOO ha caído un 24,4%, desde los 1.203.307 registrados en 2009 a los 909.052 de finales de 2015. UGT, el más castigado, se ha dejado 276.617 afiliados, desde 1.205.463 hasta 928.846. Buena herencia le deja Cándido Méndez a su sucesor. Mucho más lejos, debido a su menor representatividad, CSIF se deja 6.622 afiliados y USO 7.249.


La explicación a esta debacle por parte de los sindicatos ha sido la que cabía esperar, echándole la culpa a cualquiera que pase por allí. Así, Fernando Lezcano, secretario de Organización y comunicación de COO ha manifestado que “la caída de socios ha sido paralela a la destrucción del tejido productivo y al aumento del desempleo durante la última legislatura: la afiliación refleja la adversidad de estos años”.

En UGT, José Javier Cubillo opina que “una de las razones de la disminución de afiliados es la caída de la población laboral”. Además, denuncia “una campaña generalizada para desprestigiar a los sindicatos y debilitar la capacidad de respuesta de los trabajadores para que así el Gobierno de Rajoy pudiera aplicar sus medidas”.

Por su parte, Miguel Iborra, presidente del sindicato de funcionarios CSIF declara que “la reducción de socios se debe a la falta de ofertas de empleo público y a la pérdida de cientos de miles de empleos, lo que a su vez conlleva una reducción de los gastos, entre los que están las cuotas de afiliación”.

Por último, Julio Salazar, secretario general de USO afirma que “la crisis económica y las políticas de recortes de derechos y rentas sociales y laborales han mermado considerablemente la capacidad de acción y organización de los sindicatos”.


Como ven, ningún dirigente reconoce errores propios y escuchándoles se podría pensar que han sido las únicas víctimas de la crisis y que se ha producido un contubernio entre políticos, jueces y medios de comunicación para hundirles. Y yo me pregunto, ¿los casos de corrupción no habrán tenido nada que ver?  Porque hay que recordar que están enfangados hasta las cejas en el escándalo de los ERE y los cursos de formación en Andalucía; que al histórico dirigente asturiano José Ángel Fernández le descubrieron millones de euros en sus cuentas; que representantes de todos los sindicatos hicieron un uso generoso de las famosas tarjetas black de Caja Madrid y que las fotos publicadas con sus principales dirigentes ante suculentas mariscadas o disfrutando de carísimos viajes de placer con cargo al sindicato no creo que hayan ayudado mucho a mejorar su imagen.


Tampoco les ha proporcionado un gran prestigio su falta de acción y su servilismo con el gobierno de Rodríguez Zapatero durante los años 2008, 2009, 2010 y buena parte de 2011. En los años más duros de la crisis y con centenares de miles de nuevos parados cada mes, apenas se les oyó, no convocaron ninguna huelga general, nunca criticaron públicamente la “fabulosa” labor del gobierno de Zapatero y desaparecieron a la hora de buscar soluciones a los numerosísimos problemas de los trabajadores españoles. En cambio, en el primer año del gobierno de Rajoy, sacaron, día sí, día también, a sus seguidores a la calle, convocaron manifestaciones, provocaron huelgas, tanto sectoriales como generales y eran portada habitual en los medios de comunicación afines criticando cualquier medida que tomasen esos fachas de la derecha.  


Liberados que no salen del bar de la esquina y ni tan siquiera acuden a las manifestaciones; delegados que buscan el beneficio propio sin importarles lo que les ocurra a sus compañeros; huelgas innecesarias destinadas a conseguir rédito político, subvenciones a manos llenas por apoyar al político amigo … falta autocrítica y sobra bravuconería y victimismo.

Los trabajadores españoles no dejan de abonar sus cuotas porque ahora cobren menos; su baja se debe a que no les gusta malgastar su dinero proporcionando una vida placentera a quien no la merece. 

sábado, 12 de marzo de 2016

Diez razones científicas que apoyan beber una cerveza a gusto



Que si sienta mal, que si engorda; que si quita el hambre; que si lleva demasiado alcohol… parece que los humanos no nos cansamos de sacarle defectos a la cerveza. Pues tengo una buena noticia para todos aquellos que disfrutamos saboreando esta bebida de dioses: todos estos inconvenientes, SON MENTIRA. 

Ahí van diez razones por las que el agua, la cebada y el lúpulo que conforman la cerveza no son perjudiciales sino, más bien, todo lo contrario.

- Nutritiva: La cerveza es un alimento saludable. Contiene diferentes sustancias nutritivas como ácido fólico, carbohidratos, magnesio y calcio, además de otras importantes para el organismo como la fibra y los antioxidantes.

- No provoca “barriga cervecera”: El aumento de la grasa abdominal no está provocada por la cerveza. La aportación calórica es baja: una caña de 200 ml. Equivale a 90 kcal. Esa barriga que todos odiamos viene provocada por una dieta desequilibrada y porla falta de ejercicio.

- Prolonga la vida: La cerveza tiene más de 2.000 componentes que hacen que tenga propiedades antioxidantes, ayudando a proteger al organismo frente a la oxidación y el envejecimiento de las células. Esta característica hace que se retrase la aparición de algunas enfermedades degenerativas.


- Previene los infartos: Ya hemos dicho que evita la oxidación de las células además de aumentar la cantidad de colesterol HDL (el “bueno”) y proteger frente a lesiones miocárdicas agudas. Existen evidencias científicas que destacan que beber cerveza se vincula a un menor riesgo de cardiopatías isquémicas, favoreciendo la función cardiaca global y que puede tener cualidades antiinflamatorias.

- Huesos más sanos: En la cerveza están presentes el silicio, que promueve la densidad ósea y evita la pérdida de hueso, los fitoestrógenos, asociados a la mejora de los síntomas de la menopausia.

- Protege frente el Alzheimer: Contener silicio reduce la biodisponibilidad del aluminio en plasma y tejido cerebral vinculado a algunas patologías neurodegenerativas.

- Menos infecciones: Mejora la respuesta inmune contra los organismos que provocan las enfermedades infecciosas, especialmente en mujeres.


- Prevención y control de la diabetes: La Sociedad Española de la Diabetes explica que “los componentes de la cerveza como la fibra soluble, los compuestos polifenólicos, los minerales y la baja graduación alcohólica actúan sobre los mecanismos y procesos que desencadenan la diabetes y sus complicaciones”.

- Recuperación en deportistas: Según una investigación del CSIC y la  Universidad de Granada, las propiedades de sus ingredientes y sus características organilépticas posibilitan que sea una buena bebida para recuperar el organismo hormonal e inmunológico de los deportistas tras realizar ejercicio.

- Aporta ácido fólico en el embarazo: Contribuye a la hidratación y aporta ácido fólico. Naturalmente, para las embarazadas la cerveza debe ser sin alcohol.


Por supuesto, todas estas ventajas descritas son consecuencia de un consumo responsable y no de una ingesta masiva de la bebida. Y por consumo responsable se entienden 2 o 3 cañas diarias para un varón y 1 o 2 para una mujer. Y deben de ser diarias: no vale acumular las de toda una semana los sábados, por ejemplo.  

Ya lo decía Benjamín Franklin: “La cerveza es la prueba de que Dios nos quiere”.

viernes, 4 de marzo de 2016

15 multas de tráfico reales que parecen sacadas de una película de Berlanga



A todos nos han puesto alguna vez una multa tonta; una multa por algo que, aparentemente, carecía de importancia. Ejemplos hay muchos, desde llevar la matrícula un poco descolorida o una pegatina brillante en la parte trasera, hasta exceder por un kilómetro por hora la velocidad máxima autorizada o invadir un palmo con el paragolpes un paso de cebra cuando estacionamos en la calle. Pero hay casos mucho peores. Compruébenlo ustedes mismos.

- Conducir con una mano o el brazo fuera de la ventanilla: 100 euros. Así lo establece el artículo 18 del Reglamento General de Circulación: tanto el conductor como los pasajeros deben mantener una posición adecuada. Y, al parecer, poner el brazo en el marco de la ventanilla, no es adecuado.

- Multa de 100 euros por exceso de velocidad cuando el vehículo es transportado por una grúa. Por increíble que parezca, les ocurrió a una pareja catalana y al reclamar, los mossos alegaron que “como la grúa tiene matrícula de Andorra, el radar ha leído la española y de ahí la multa”.


- Conducir sin camiseta, con tacones, descalzo o con chanclas: 200 euros. Se considera que puede disminuir la capacidad de controlar el vehículo. Lo de los tacones o ir descalzo, puedo entenderlo, pero ¿en qué influye ir sin camiseta?

- Perder todos los puntos del carné por conducir un coche que no ha visto en su vida. A un vecino de Gerona le despidieron de su trabajo y luego, como tenían todos sus datos, le endosaron todas las multas de la empresa al identificarlo siempre como conductor del vehículo infractor.

- Aparcar pisando la arena de la playa: hasta 6.000 euros. Si va a hacerlo, compruebe antes si el espacio se considera protegido. La multa le puede acarrear varios años sin vacaciones.


- Aprovechar un semáforo en rojo para retocarse el maquillaje o comer: 200 euros y 2 puntos de carnet. Ya sabe, la mirada fija en el semáforo y en posición de firmes. Como en el ejército.

- Multa por conducir a 213 Km/h ¡en una autocaravana! Le ocurrió a un policía municipal de Benicarló y, afortunadamente para él, pudo demostrar que, evidentemente, el radar funcionaba mal.

- Llevar la música muy alta cerca de un hospital o de madrugada: entre 80 y 100 euros (y puede llegar a 2.400 euros). Personalmente, conozco algunos casos en que estas multas se quedan cortas.


Utilizar el claxon: 80 euros. Solo se puede utilizar en caso de emergencia. Olvídese de usarlo para saludar a los amigos.

- Multa por girar la cabeza para comprobar si la caja gris que se acaba de rebasar es un radar. Ya saben: “distracción en la conducción”.

- Discutir al volante, morderse las uñas, besar al copiloto o hacer la peineta a otro conductor: 80 euros. Todas estas conductas tienen un punto en común: perder de vista la carretera.


- Conducir con una sola mano o con las orejas tapadas: 80 euros. Los agentes tienen que asegurarse que no utilizamos móviles o auriculares. El colmo en la aplicación de la norma le ocurrió a un conductor al  que multaron por hablar por el móvil y cuando demostró que no lo hacía, le mantuvieron la multa por conducir sosteniendo su oreja.

- Comer conduciendo una bicicleta: 100 euros. Se deben llevar las dos manos al volante. En caso contrario se considera conducción temeraria.

- A un motorista se le cae un bote de chicles al suelo cuando está sacando su documentación ante los agentes. Acabó multado por “abandonar en la vía 42 chicles de grajea reduciendo la adherencia y depositando en la vía objetos que entorpecen la circulación”.

- Circular por el carril BUS-VAO con un solo ocupante en el vehículo. El caso más célebre fue el del conductor sorprendido con un maniquí como copiloto; un maniquí con peluca, gafas de sol, foulard y el cinturón de seguridad correctamente abrochado. 




viernes, 12 de febrero de 2016

Conozca a las 40 familias españolas milmillonarias



Disponer de más de 1.000 millones de euros no está al alcance de cualquiera. Es una cantidad inimaginable de dinero para la mayoría de los mortales y muchos incluso tendríamos problemas para saber de cuantos ceros se compone la cifra. Pero hay al menos 40 familias españolas que pueden decir que son milmillonarias.

Y decimos al menos porque es muy difícil calcular sus fortunas. Si sus empresas cotizan en bolsa, es bastante sencillo hacer el cálculo, pero si sus posesiones son empresas no cotizadas, patrimonio inmobiliario e inversiones diversificadas, tan solo se puede hacer una estimación. Por ello, es posible que nos hayamos quedado cortos con los patrimonios de las familias que enumeramos a continuación o que algunas otras que sobrepasen la cifra mágica, no aparezcan.  


En el listado aparece el cabeza de familia, la fortuna estimada (redondeada) y la empresa por la que más se les conoce. Por supuesto, estas empresas no son sus únicas posesiones; si quieren conocer más en profundidad a estas familias privilegiadas, no tienen más que teclear sus nombres en cualquier buscador de Internet.

Amancio Ortega Gaona     59.600 millones     Inditex
Juan Roig Alfonso     8.500 millones     Mercadona
Rafael Del Pino     8.000 millones     Ferrovial
Sandra Ortega Mera     5.800 millones  Inditex
Issak Andic Ermay     4.800 millones    Mango
Sol Daurella Comadrán     4.300 millones  Coca Cola Iberian Partners
Francisco y Jon Riberas Mera    3.300 millones     Corporación Gestamp
Victor Grifols Roura     3.100 millones     Grifols


Familias Herráiz Mahou y Gervás     3.000 millones     Mahou
Familia Entrecanales     2.800 millones     Acciona
Juan Miguel Villar Mir     2.800 millones     OHL
Fernando Masaveu Herrero     2.700 millones     Grupo Masaveu
Thomas Andreas Meyer     2.600 millones     Desigual
Juan y Carlos March Delgado     2.400 millones     Banca March
Familia Álvarez     2.400 millones     El Corte Inglés
Antonio y Jorge Gallardo Ballart     2.400 millones     Almirall


Manuel Jové Capellán     2.300 millones     Inveravante Inversiones
Familia Carulla     2.300 millones     Agrolimen y Gallina Blanca
Josep María Serra Farré     2.200 millones     Catalana Occidente
Juan Luis Gómez Trenor Fos     2.200 millones     Coca Cola Iberian Partners    
Juan Abelló Gallo     2.200 millones     Torreal
Demetrio Carceller Arce     2.100 millones     Disa, Sacyr y Damm
Manuel Lao Hernández     2.000 millones     Cirsa Group
Familias Balet y Aragüés     1.900 millones     Papelera Saica


Ana Patricia Botín     1.600 millones     Banco Santander
Gabriel Escarrer Juliá     1.500 millones   Meliá
Carlos Javier Álvarez Navarro     1.400 millones     Seguros Santa Lucía
Jaime Botín Sanz de Sautuola     1.400 millones     Bankinter
Familia Lara Bosch     1.400 millones     Grupo Planeta y Atresmedia
Helena Revoredo Delvecchio     1.300 millones     Prosegur
Mariano Puig Planas     1.300 millones     Corporación Puig
Carlota Areces Galán     1.300 millones     El Corte Inglés


Florentino Pérez Fernández     1.200 millones     ACS
Guillermo Fierro Eleta     1.200 millones     Grupo Iberoamericano de Fomento
Mario Losantos Ucha     1.100 millones     Allegra Holding
Fernando Roig Alfonso     1.100 millones     Pamesa, Mercadona y Villareal C.F.
Alicia Koplowitz Romero     1.100 millones     Omega Capital
Tomás Fuertes Fernández     1.000 millones     El Pozo
Miguel Fluxá Rosselló     1.000 millones     Iberostar Hoteles y ACS

Quizá nos provoquen envidia, pero no debe existir ninguna crítica hacia estas familias. Todos (si no ellos, sus antepasados) han trabajado duro para conseguir estos privilegios. En este mundo no se regala nada. Y, a través de sus empresas, fundaciones y causas benéficas, dan trabajo a miles de personas y ayudan a millones. España iría mejor si en vez de 40 hubiese 4.000.

(Pueden comprobar que sólo hay 39 familias en el listado. Yo no pierdo la esperanza, ¿y ustedes?)

martes, 9 de febrero de 2016

Policías locales jubilados a los 60 años y con el 100%. ¡Toma ya!



¿Sabían que el Gobierno de Mariano Rajoy estaba estudiando la jubilación anticipada de 70.000 policías locales, 17.000 mossos de escuadra y 1.100 policías forales de Navarra a los 60 años y con toda la pensión?
Incluso tenían previsto aprobarlo con el gobierno en funciones a través de un Real Decreto y que el siguiente gobierno lo convirtiese en Proyecto de Ley. Pero los resultados electorales han salido tan enrevesados que imagino que ahora tienen la mente puesta en otros menesteres y dudo que se acuerden de este “regalito” a los funcionarios públicos. Pero aun pueden hacerlo.

Lo que pretendían con esta medida era equiparar los derechos de estos tres grupos a los que ya tiene la Ertzaintza. Para ello, el periodo de cómputo de la cotización a la Seguridad Social hasta el que regula la ley, se completaría multiplicando el número de años cotizados por un coeficiente similar al 0,2 que es el que tiene la policía vasca. De esta forma, un agente que haya contribuido durante 30 años a la Seguridad Social, tendrá 6 años más de los que realmente ha cotizado.


Salvo los 90.000 policías implicados en el asunto, supongo que el resto de los lectores tendrán en estos momentos las manos en la cabeza. ¿Cómo es posible que a mi me obliguen a trabajar hasta los 67 años y a los policías los quieran jubilar a los 60? Pues porque según el gobierno, los policías deben incluirse en el grupo de trabajadores que pueden adelantar su jubilación por desarrollar su labor en condiciones duras, de especial toxicidad y de riesgo, tal como ocurre con los empleados del mar, la minería o los bomberos.


Y me pregunto: ¿la labor de los policías solo consiste en perseguir corriendo a los delincuentes? Porque para correr igual no están (aunque conozco a muchos con sesenta y tantos que corren maratones), pero hay mil trabajos que si pueden hacer, al igual que los hacen personas de su edad en otros sectores. Sin calentarme mucho la cabeza: vigilancia pasiva, labores administrativas, tareas de formación, mediación en conflictos, enseñanza viaria a niños, atención al ciudadano, regulación del tráfico en la entrada/salida de los colegios… ¿Cómo pueden sentar definitivamente en el banquillo a profesionales con una experiencia de más de 30 años, con una capacidad física más que aceptable y con ganas de trabajar (al menos, muchos de ellos) y de demostrar sus conocimientos?



Con el déficit público que arrastra España, este dispendio extra con cargo a los contribuyentes es excesivo e inasumible. Espero que el próximo gobierno recapacite y no siga adelante con la medida. Aunque conociendo la “valentía” de nuestros políticos, ¿quién se atreverá a plantar cara a un lobby tan influyente como el de los funcionarios públicos?