lunes, 23 de diciembre de 2013

Preciosos árboles navideños alternativos



La conciencia ecológica, poco a poco, va calando en la sociedad y cada vez son más las ciudades, barrios o comunidades de vecinos que abandonan el tradicional árbol de Navidad natural para instalar otros realizados con materiales que “no mueran” pasado el periodo navideño. 

 
Algunos llegan más lejos y reutilizan los más variados materiales para adornar sus calles. Les traemos  algunos de los que más nos han gustado, realizados con CD´s,  la parte inferior de botellas de plástico e, incluso, ¡bicicletas y carros de la compra!


Ya sé que existen plantaciones de abetos creadas exprofeso para ser utilizados durante estas fechas y que esas plantaciones ayudan al medio ambiente durante los meses o incluso años que dura su crecimiento, pero soy de la opinión de que en Navidad no tienen por qué morir árboles para adornar nuestras ciudades. Sólo hay que echarle un poco de imaginación y los resultados, saltan a la vista.


Les deseo, de todo corazón, una feliz Navidad.


miércoles, 18 de diciembre de 2013

“SustituCat”: libere su ordenador del independentismo catalán



¡Por fin un poco de humor en el embrollo soberanista catalán!

Todos estamos un poco hartos (más bien un “mucho”) de lo que el genial periodista Luis del Val denomina con acierto “independizar en tiempos revueltos”. Todos los días,  a todas horas, cada minuto prácticamente, nos machacan con la misma cantinela: referéndum, derecho a decidir, independencia, España nos roba, Artur Mas, Junqueras, autodeterminación…  ¡hasta el gorro!, por no emplear alguna de las palabras obscenas que me vienen a la mente.

David Fernández, programador asturiano, ha decidido que no quiere leer más todas estas palabras y ha creado la aplicación “Sustitu.Cat”. ¿Para qué sirve? Muy fácil: lo instalamos en nuestro navegador Chrome y, a partir de ese momento, siempre que aparezca alguna de esas odiosas palabras, las sustituye por otras mucho más divertidas.

Así, entre otras muchas, Cataluña se transforma en Ponilandia y los catalanes en ponies; Artur Mas se convierte en el jefe supremo de los ponies; independencia en fiesta parda; la vía catalana en el corro de la patata y el estado independiente por un estado brillante como la purpurina.


Después de probarlo, comprobamos que aún debe mejorarlo ya que en muchas ocasiones los textos quedan sin traducir, pero el resultado cuando funciona correctamente es muy divertido. Les dejamos algunos titulares “traducidos”:

- “IU defiende un Estado federal que reconozca el derecho a comer pasteles en Ponilandia (ABC)”

- “Menos de la mitad de los ponies apoyaría un estado brillante como la purpurina (Libertad Digital)”

- “Junqueras inicia la campaña para liderar el “si” a la fiesta parda (El País)”

- “Pep Guardiola: La gran adoración al bizcocho de chocolate es una oportunidad única (20 Minutos)”

- “Jefe Supremo de los Ponies pedirá una reunión con Rajoy para tratar de pactar la celebración del conjuro mágico (Antena 3)”

- “Mas avisa de que preguntar a los Ponies sobre la fiesta parda es inevitable (Cadena Ser)”

David Fernández promete actualizaciones periódicas y afirma que “aunque no lo parezca, esto está hecho con amor”. Desde luego, insultos y palabras soeces no emplea, lo que en el clima de crispación al que se ha llegado, ya es mucho.

Incluso a los independentistas les está haciendo gracia, según se desprende de la lectura del hashtag #SustituCAT que usuarios de Twitter han creado para comentar los titulares modificados más graciosos.

(La foto que encabeza el post, del fotógrafo Raymond Roig, sobre la cadena humana del pasado 11 de septiembre, ha sido elegida por el diario 'The Wall Street Journal' como la mejor foto del año. Enhorabuena al fotógrafo).

jueves, 12 de diciembre de 2013

Simposio y referéndum independentista: publicidad para los productos catalanes de cara a la Navidad



En su esfuerzo por maquillar la realidad catalana, la Generalidad capitaneada por Artur Mas no ha podido elegir mejor momento para redoblar sus ansias soberanistas: la campaña navideña, la época del año de mayor consumo en España.

Por una parte, han organizado el denominado “Simposio España contra Cataluña: una visión histórica (desde 1714 hasta 2014)” cuyo objetivo es, ni más ni menos, que analizar la “opresión nacional que ha sufrido el pueblo catalán a lo largo de estos tres siglos”. El título y los objetivos declarados de esta reunión de interesados historiadores no deja lugar a las dudas. Por cierto, todos los participantes en este evento han sido seleccionados por dos asociaciones dependientes (y subvencionadas, claro) de la Generalidad; ¿quién sabe?, igual estos eruditos que pretenden reescribir la historia son totalmente imparciales.  

Por la otra, los partidos políticos pro-independentistas, CiU, ERC, EUiA y CUP, han llegado a un acuerdo sobre el texto de la pregunta del hipotético referéndum (Mas ha calificado de éxito la reunión ya que han llegado a un consenso en “solo” dos días. ¡Dos días para que una legión de políticos redacten una pregunta que cabe en una línea!; ahora me explico el estado ruinoso en que han dejado a Cataluña).
Finalmente, pretenden que el 9 de noviembre de 2014 (al parecer no han llegado a tiempo para hacerlo el 11 de septiembre), los catalanes acudan a las urnas para dar un sí o un no a la pregunta: "¿Quiere que Catalunya se convierta en un Estado?" y, en caso de votar a favor, "¿Quiere que este Estado sea independiente?"

Perdónenme pero no lo acabo de entender: ¿cómo pueden ser un Estado y no ser independientes? Si a la segunda pregunta contestasen con “no” ¿de quién dependerían?, ¿de España?, ¿y no ocurre eso actualmente? (recordar que hoy mismo, el ínclito Ministro Montoro les ha otorgado 873 millones para pagar a sus proveedores). Está claro que no tienen ni idea de economía lingüística (y de la otra tampoco): ambas preguntas se podrían unir en una mucho más directa: ¿Quiere que Catalunya sea un Estado independiente?


Los ciudadanos del resto de España ya están bastante hartos de todos estos desvaríos y muchos empiezan a tener cierta manía a todo lo que procede de Cataluña. Y están en un error ya que a quien tienen que tener ojeriza no es al pueblo catalán sino a esos políticos, léase tripartito (PSC, ICV y ERC) y CiU, que los han dejado en la más absoluta ruina y que los están abocando a un proceso independentista que prácticamente nadie quería hace apenas una década.

Y todo esto, como les decía al principio, en vísperas de la Navidad, la época de mayor consumo y que más esperan fabricantes y comerciantes para cuadrar sus cuentas anuales. Desde la Generalidad, siempre cuidando de los suyos, les están haciendo una impagable campaña de publicidad gratuita.

Auguro que estas Navidades las casas españolas van a estar más llenas que nunca de productos catalanes.  

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Arroz dorado: otro atentado ecologista contra la humanidad



Les invito a leer estas frases pronunciadas por reputados militantes ecologistas:

- "La extinción de la especie humana no sólo es inevitable, es una buena cosa", Christopher Manes, Earth First! (movimiento ecologista estadounidense)

- “Debemos limitar el índice de nacimientos a niveles inferiores al índice de mortandad. De este modo, con el tiempo, al existir un mayor número de fallecidos que de nuevos nacidos, el conjunto de la población humana se iría reduciendo poco a poco”, Murtaugh y Shlax, ecologistas e investigadores de la Universidad Estatal de Oregón (EEUU).

- “Reino Unido debería reducir drásticamente su población hasta un máximo de 30 millones de personas frente a los más de 60 actuales para lograr una economía y una sociedad sostenibles. El crecimiento de la población y el crecimiento económico coloca al planeta bajo una presión terrible”, Jonathan Porritt, asesor de medio ambiente del ex primer ministro británico Gordon Brown.

- “Mis tres metas fundamentales serían reducir la población mundial a unos 100 millones de habitantes, destruir el tejido industrial y procurar que la vida salvaje, con todas sus especies, se recobre en todo el mundo". Dave Foreman, cofundador de Earth First!

Asusta que alguien pueda pensar así, ¿verdad? Pues asústense de verdad porque parece que de las palabras están pasando a los hechos. Se lo cuento.   


A finales de los años 90, dos científicos europeos, Ingo Potrykus y Peter Beyer, desarrollaron una variedad de arroz que incluía entre sus nutrientes la provitamina A o betacaroteno, un compuesto químico que nuestro cuerpo transforma en vitamina A. Atendiendo a su color lo llamaron arroz dorado. Aunque originalmente contenía un porcentaje muy pequeño de provitamina, con el paso de los años se ha mejorado hasta conseguir que 144 gramos de este arroz basten para ingerir la dosis diaria necesaria en una dieta sana. Si tenemos en cuenta que anualmente mueren más de dos millones de niños en los países pobres por falta de vitamina A (aparte de los millones que quedan ciegos), el descubrimiento de estos científicos debería ser una gran noticia para toda la humanidad.

Pues no. No ha sido así. Desde un primer momento, los grupos ecologistas se han opuesto a él. Primero con artículos en la prensa afín para pasar posteriormente a la acción. ¿Cómo? Pues con un método que, cuando se emplea en su contra, detestan: la violencia. El 8 de agosto de este año, un grupo de unos 50 activistas asaltaron una plantación experimental de arroz dorado en Filipinas y destruyeron los cultivos.

No es la primera vez que ocurre. En su particular cruzada contra los alimentos transgénicos, también han destruido cultivos de uvas resistentes a virus que arrasan los viñedos o trigo con menor índice glucémico y más fibra que ayuda a mejorar la salud de los consumidores de pan. Nos están “salvando” a marchas forzadas.  


Su argumentación para realizar estas barbaridades se basa (aparte de un hipotético y nunca probado perjuicio a la salud humana) en que la comercialización de estos productos dejaría a la agricultura del mundo entero en manos de multinacionales (como la denostada Monsanto)  y que, posteriormente, los arruinaría obligándoles a comprar sus productos. En este caso, ni siquiera eso es real ya que el arroz dorado no pertenece a ninguna empresa sino al Instituto Internacional de Investigación del Arroz, una organización sin ánimo de lucro.

¿Por qué ese empeño en acabar con este alimento que podría cambiar las vidas de millones de personas? Lo explica perfectamente Vandana Shiva, ecologista india receptora de numerosos premios por todo el mundo, “el arroz dorado es un caballo de Troya diseñado para mejorar la imagen de los cultivos transgénicos”.

El problema de los ecologistas con este alimento es más bien propagandístico: ¿Cómo lograrían convencer a la humanidad de que los transgénicos son malos si existiese el consenso generalizado de que uno de ellos es bueno y salva vidas? Tienen miedo a perder un debate en el que se sopesen las bondades o los inconvenientes de cada transgénico en particular, sin generalizar. Y mientras tanto, poco les importan las muertes que se podrían evitar.


Afortunadamente, parece que en esta ocasión a los ecologistas les puede salir el tiro por la culata ya que son muchas las personalidades que no están dispuestas a dejar pasar esta oportunidad de salvar millones de vidas. El secretario de Estado de Agricultura y Medio Ambiente del Reino Unido, Owen Paterson,  ha calificado de cruel la oposición al arroz dorado y ha criticado que "se permita niños pequeños se vuelvan ciegos o mueran por los problemas que un pequeño grupo de gente pueda tener con esta tecnología". Por su parte, Patrick Moore, cofundador de Greenpeace y en la actualidad uno de sus críticos más feroces, ha denunciado que la resistencia al arroz dorado ha podido causar unos 8 millones de muertes desde que apareció esta solución. Muertes evitables. También se ha habilitado una web en la que se puede  firmar un manifiesto de condena a la destrucción de los cultivos experimentales. "Es hora de que los científicos nos levantemos y gritemos: 'No más mentiras. No más propaganda del miedo". Estamos hablando de salvar millones de vidas", se puede leer en la misma.

Es la forma de pensar de ciertos ecologistas: o estás con ellos o eres un enemigo del planeta. No hay término medio. La libertad de opinión no existe: ellos son los únicos poseedores de la verdad.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Los informes hospitalarios más divertidos


 
No sé ustedes, pero en mi caso, cuando cada mañana abro el correo electrónico nada más llegar al trabajo, me cogen ganas de volver por donde había venido: malas noticias, problemas, quejas, peticiones de “amistad” en las redes sociales y publicidad, mucha publicidad. Sin embargo, hoy he recibido un correo que me ha alegrado el día: trataba sobre erratas cometidas en la redacción de informes hospitalarios.

Ya hemos visto en ocasiones cómo se equivocaban estrepitosamente los alumnos en los exámenes o cómo metían la pata los aspirantes a profesores en las oposiciones de la Comunidad de Madrid. En ambos casos, los errores estaban claramente provocados por la falta de conocimientos; en esta ocasión, queremos suponer que las pifias están causadas por las prisas. Porque si no es por eso… miedo da ponerse en las manos de estos facultativos.

Vamos con algunos de estos peculiares “informes hospitalarios” (puede que ya los hayan leído en otro lugar; no son originales):

- “El paciente no tiene historial de suicidios”

- “No había experimentado rigores sino espasmos, pero su marido afirma que ayer estaba muy caliente en la cama”  

- “El paciente rechazó la autopsia”

- “El paciente afirma que siente un fuerte dolor en el pene que se extiende hasta los pies”

- “Resbaló en el hielo y sus piernas fueron en direcciones opuestas a primeros de diciembre”

- “Para cuando se le ingresó, su corazón había dejado de latir y se encontraba mucho mejor”

- “Al segundo día, la rodilla estaba mucho mejor y al tercero había desaparecido completamente”

- “El paciente se ha dejado los glóbulos blancos en otro hospital”

- “La paciente experimenta dolor en el pecho si se tumba de lado izquierdo durante un año”

- “La paciente no para de llorar. También parece que está deprimida”

-  “La paciente dejó el hospital sintiéndose mucho mejor, salvo por sus dolencias originales”

- “Sujeto varón de sesenta y nueve años, decrépito pero de aspecto sano. Estado mental activo, pero olvidadizo”

- “La piel estaba húmeda y seca”

- “El bebé salió, se cortó el cordón umbilical y se le entregó al pediatra, que respiró y lloró de inmediato”

- “El examen rectal reveló una tiroides de tamaño normal”

- “La paciente " tubo " gofres para desayunar y anorexia para comer”

- “Afirmó que había sufrido estreñimiento durante casi toda su vida, hasta 1989, cuando se divorció”

- “El paciente presenta dolores de cabeza ocasionales, constantes, infrecuentes”

- “El paciente gozaba de buena salud, hasta que su avioneta se quedó sin combustible y se estrelló”

- “El examen de los genitales resultó negativo, excepto por el pie derecho”

- “El paciente vive con su madre, su padre y una tortuga como mascota, que acude a clases de formación profesional tres veces por semana”


miércoles, 13 de noviembre de 2013

No pague las multas provocadas por señales de tráfico solo en catalán



Ni tampoco las que estén escritas exclusivamente en vasco, gallego o valenciano. ¿Por qué motivo? Pues porque estas señales se saltan la legalidad vigente a la torera. Se lo explico.

El artículo 56 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, establece que ‘las indicaciones escritas de las señales se expresarán al menos en el idioma español oficial del Estado’. Asimismo, el artículo 138  del Reglamento General de Circulación, especifica que ‘las indicaciones escritas que se incluyan o acompañen a los paneles de señalización de las vías públicas, e inscripciones, figurarán en idioma castellano y, además, en la lengua oficial de la comunidad autónoma reconocida en el respectivo estatuto de autonomía, cuando la señal esté ubicada en el ámbito territorial de dicha comunidad’. Por lo tanto, cualquier multa provocada por una señal de tráfico que no incluya el castellano en su texto, no se ajusta a la legalidad y no es necesario pagarlas.


Les pondré un ejemplo aparecido en el ya extinto “La Voz de Barcelona”, (ahora “Crónica global”): “El ciudadano JRG aparcó su vehículo a principios de 2009 en una zona con una señal que indicaba, exclusivamente en catalán “Senyalització Excepcional per obres. Gràcies per la seva col.laboració”. Al ir a por su coche, comprobó que lo había retirado la grúa. Tras pagar 225 euros en concepto de  tasa de grúa y estancia, recogió su vehículo del depósito municipal.
Meses más tarde, decidió interponer un recurso adjuntando fotos de la señal en el que solicitaba la anulación de la sanción refiriéndose a los artículos de la Ley de Tráfico arriba mencionados.

Aunque en un principio le fue denegado el recurso por haber sobrepasado el tiempo estipulado,  meses más tarde recibió en su domicilio una resolución en la que se le notificaba que “efectuadas las comprobaciones oportunas, se ha procedido a anular la sanción impuesta por infracción en los preceptos de la Legislación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial. Si las multas han sido pagadas debe comunicar el número de cuenta donde quiere que se le realice la transferencia correspondiente”. Al parecer, todos los recursos presentados por este motivo se aceptan.

Las pretensiones de los políticos nacionalistas por hacer desaparecer cualquier vestigio del castellano en el ámbito público de Cataluña  le sale muy caro a los consistorios ya que prefieren anular las multas de aparcamiento a aquellos que las recurren antes que incorporar el castellano a los textos de las señales de tráfico, tal y como exige la normativa en vigor.  


Pero el de las señales de tráfico no es un caso aislado.  El magistrado José María Magán Perales, del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 1 de Lérida dictó una sentencia muy clarificadora el 14 de marzo de 2012 dando la razón a la empresa Prefabricados Pujol, que recurrió una sanción de la Consejería de Empresa y Empleo de la Generalidad de Cataluña, por valor de 3.000 euros, por una infracción relacionada con la seguridad laboral. La empresa recurrió alegando indefensión por haber llevado la Generalitat todo el proceso únicamente en catalán.

La sentencia es clarificadora: “la Administración no tiene derecho alguno a dirigirse exclusivamente a los ciudadanos en la lengua catalana, ya que no puede presumir en estos su conocimiento, y por tanto, formalizar esa presunción como un deber de los ciudadanos catalanes. La Generalidad no tiene derecho alguno a dirigirse exclusivamente a los ciudadanos en la lengua catalana". “La definición del catalán como lengua propia de Cataluña no puede suponer en modo alguno un desequilibrio del régimen de cooficialidad de ambas lenguas en perjuicio del castellano".


¿Continuarán los políticos catalanes marginando el castellano aun a sabiendas de que dejan de ingresar dinero en las arcas públicas? No les quepa la menor duda. Al fin y al cabo ya lo dijo un glorioso político progresista hace unos años: “el dinero público es de todos”… “aunque lo disfrute yo”, añado.

Nota aclaratoria: desde este blog siempre aconsejamos que se respeten las señales de tráfico (sin importar el idioma en el que estén escritas) y a que cumplan el código de circulación. Otra cosa es que gracias a la cabezonería nacionalista de algunos políticos, podamos evitar pagar una multa. Allá ellos con sus historias.

sábado, 19 de octubre de 2013

Según cómo lo pregunten, estaré a favor o en contra



Todos nos creemos muy listos e inmunes a engaños; nadie nos la puede pegar, ni los publicistas, ni los periodistas ni mucho menos los políticos.  Pero eso, desgraciadamente, no es verdad. No siempre somos capaces de detectar las medias verdades (ni siquiera las falsedades completas) ni se pueden contener las emociones propias que nos predisponen a creernos todo lo que nos digan. Vemos lo que queremos ver o peor aún, en muchas ocasiones, vemos lo que algunos, de manera interesada, quieren que veamos.

En la sociedad actual se le dan mucha importancia a las encuestas. Según el resultado que tengan, los políticos, las empresas e incluso los equipos de fútbol toman unas u otras decisiones. Pero estas encuestas son manipulables y no me refiero a la hora de reflejar los resultados finales sino a la hora de efectuar las preguntas. El lenguaje no es inocente y la elección cuidadosa de las palabras no es en balde.  Según como se utilicen esas palabras provocarán un sentimiento de rechazo o de aceptación en el encuestado.


A nadie se le escapa que en nuestra sociedad conviven dos modos de comprender la política: una visión conservadora y otra progresista. La primera conlleva ideas de autoridad, fuerza, disciplina, mérito, tradición… mientras que la segunda se tiende a vincular a la cooperación, la solidaridad, la igualdad, la tolerancia, etc. Según las materias, la situación o la forma en que nos pregunten, habrá momentos en que todos seremos más progresistas o más conservadores.

Luis Arroyo, con el apoyo de la pronto extinta Fundación Ideas (el PSOE la cerrará el próximo 1 de enero), recoge una investigación en su último libro “Frases como puños”  en las que se presenta a los ciudadanos, a modo de encuesta, una misma cuestión pero planteada de dos formas. Y los resultados son espectaculares. Compruébenlo ustedes mismos:

- El 82% de los encuestados se muestra a favor de la intervención del Estado en la economía si es para garantizar la igualdad de oportunidades, pero solo respalda ese intervencionismo un 45% si es para que prime el mérito personal.

- El 68% entiende que la administración debe garantizar una educación a los niños con los mismos contenidos, pero un 75% cree que sólo los padres tienen derecho a elegir qué educación quieren para sus hijos.

- El 71% apoya que en las empresas haya representantes de trabajadores que dediquen todo su tiempo a resolver los problemas laborales, pero solo un 40% ve necesario que haya liberados sindicales que dejen su trabajo habitual por las tareas de los sindicatos.

- Un 75% ve bien pagar más impuestos para aumentar el número de médicos o profesores, pero sólo un 21% quiere que se aumente el número de funcionarios. Como si los primeros no lo fuesen…

Lo importante no es lo que se dice sino lo que la gente entiende. No es lo mismo hablar de  “inmigrantes ilegales” que de “personas que huyen de la pobreza o que buscan una nueva vida”; de “derecho a decidir” que de “desafío independentista”; de “flexibilidad laboral” que de “fomento del despido libre”; de “ajustes fiscales” que de “desguace del Estado del bienestar”; de “reformas estructurales" que de “recorte de derechos”…

Las reacciones de la sociedad dependen en muchas ocasiones más de las palabras que se utilicen que del hecho en sí que las provoca. Y esto los políticos lo saben muy bien. No se dejen engañar.

 

lunes, 14 de octubre de 2013

Sigue el escándalo: los delitos financieros de los partidos políticos prescriben en apenas seis meses



Según una de las muchas definiciones existentes, prescripción de la acción penal de un delito es una causa de extinción de la responsabilidad criminal fundada en la acción del tiempo sobre los acontecimientos humanos o la renuncia del Estado al ius punendi en razón de que el tiempo transcurrido borra los efectos de la infracción existiendo apenas memoria social de la misma.

¿Y cuánto es el tiempo que tiene que transcurrir para que prescriba un delito? Pues según el artículo 131 del Código Penal, los delitos prescriben a los 20 años cuando la pena máxima señalada al delito sea prisión de 15 o más años, a los 15 si la pena es de entre 10 y 15 años y a los 5 el resto de delitos, excepto los de injuria y calumnia que prescriben al año y los de faltas a los 6 meses. Los delitos de lesa humanidad, genocidio y terrorismo con muerte de una persona, no prescriben en ningún caso.

¿Por qué les suelto todo este rollo legal? Pues porque hace pocos días cayó en mis manos el informe sobre la contabilidad de los partidos políticos del ejercicio 2008 elaborado por el Tribunal de Cuentas. En él, como en todos los anteriores desde la instauración de la democracia, se denuncian numerosas irregularidades y deficiencias que, como siempre, se quedarán sin sanción. ¿Por qué? Pues porque cualquier infracción a la Ley de Financiación de Partidos Políticos prescribe ¡a los seis meses!

En efecto, si un Partido Político se excede en sus gastos, si recibe donaciones superiores a las que marca la Ley o, si no le da la gana informar al Tribunal de Cuentas sobre el estado de su contabilidad no pasa nada: su delito siempre está prescrito.


Según el Presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda, “no merece la pena intentar sancionarlos ya que nos encontraríamos ante un procedimiento sancionador prescrito desde su inicio, porque el plazo sería de seis meses desde cometida la infracción", y como ellos analizan las contabilidades cinco años después…

Al parecer, en la última reforma legal de 2012 ya hay un plazo de prescripción mayor, de hasta cuatro años, pero no se alegren demasiado: según Don Ramón, no se podrá aplicar de forma retroactiva y además, sigue amparando un régimen sancionador muy limitado y ni siquiera faculta al Tribunal de Cuentas a utilizar medidas coercitivas como para obligar a un partido a algo tan simple como presentar sus cuentas.


¿Cuánto dinero manejan los partidos políticos? Según el informe, manejaron durante 2008 la friolera de 600 millones de euros, 300 de ellos provenientes de subvenciones públicas, 77 de financiación privada y 224 en forma de préstamos.

Los resultados del informe provocan pavor: pese a esta cantidad ingente de dinero,  quince formaciones presentaron un patrimonio neto negativo; once formaciones no detallan las condiciones de los créditos concedidos por las entidades financieras; nueve incumplen el requisito legal de identificar a sus donantes privados y ningún partido ha remitido al tribunal el respectivo informe sobre el control económico interno que, en teoría, deben aplicar las formaciones para garantizar que sus cuentas se ajustan a la legalidad ni ha rendido cuentas sobre la actividad económico-financiera que desarrollan sus sedes locales.

Resumiendo: viven del dinero público, se lo gastan en lo que les da la gana; camuflan a sus anchas las donaciones privadas incluidos los famosos sobres en negro, no informan sobre lo que no les interesa y si les piden la contabilidad, se ríen en su cara y NO PASA NADA.  ¡Ah! Y el Tribunal de Cuentas (que también pagamos entre todos) no los sanciona porque ya está prescrito. Pues podrían eliminar este órgano. Para lo que sirve…  

domingo, 6 de octubre de 2013

Apple sextuplica precios de coste en la venta de sus nuevos iPhone 5C y 5S



Dicen que los compradores de un iPhone suelen mostrarse muy exigentes con su color, con la funda que pueden acoplarle o con la caja en la que les llega por correo, pero que todo lo demás se la trae al pairo: con que aparezca el logo de la manzana, el resto no importa. Y el precio está incluido en ese “resto”.

La web “Kelisto.es” e IHS han elaborado un informe sobre los precios de coste de los nuevos iPhone 5C y 5S y los han comparado con su posterior precio de venta. Los resultados asustan.

Para empezar, decir que Apple cuida mucho de sus finanzas y el ahorro de costes es uno de sus principios fundamentales. Así, los nuevos modelos 5C y 5S tienen un coste de fabricación sensiblemente inferior al anterior modelo, el iPhone 5. Sin embargo, este ahorro no se traslada precisamente al precio de venta. Más bien al contrario: ahora son más caros. Vamos con las “odiosas” comparaciones.

El precio de fabricación de un iPhone 5S de 16 GB asciende a 199 dólares y en EEUU se vende por 649 dólares: 450 dólares más. El de 64 GB todavía es más escandaloso: cuesta 218 dólares y se vende por 849: 631 dólares por cada terminal. Por su parte el 5C, tiene un coste de fabricación de 173 dólares y se comercializa por 549 dólares. Un 289%, no está mal el margen, ¿verdad?

En Europa la diferencia todavía será mayor. El coste de producción será el mismo, pero como se venderá en euros, los traduciremos. Así, si el coste de fabricación de un 5S de 16 GB es de 146 euros y el de 64 GB de 160 euros, su precio de venta (a falta de confirmación ya que se empezará a comercializar a finales de mes) será de 699 y 899 euros, con un margen de 553 y 739 euros respectivamente. O sea, aquí en Europa el margen aumentará hasta el 379% y el 462% según el modelo. Que el euro valga más que el dólar nos perjudica, ¡curiosa paradoja!


Naturalmente, en los costes de fabricación sólo están contemplados los costes de los materiales y todos sabemos que en estos productos tecnológicos, el mayor coste para la empresa no procede de este concepto. Para desarrollar esta maravilla de la tecnología ha sido necesaria la participación de miles de ingenieros cualificados que han trabajado millones de horas y eso, indudablemente, tiene un coste descomunal que se tiene que reflejar por narices en el precio de venta de cada modelo. Además, se tiene que publicitar, transportar, distribuir, etc. Pero de ahí a sextuplicar el precio…


¿Es éste el típico post anti-Apple? Ni mucho menos. Si se lo compran a ese precio, ¿por qué venderlo más barato? Además, el resto de las compañías también venden sus smartphones de gama alta a precios similares y seguro que los costes de los materiales que emplean no serán mucho más altos que los de Apple.
En todo caso, éste sería un post anti caprichosos compradores de iPhone y similares. Pero ¿quién soy yo para decirle a alguien en qué no debe malgastar su dinero?

sábado, 28 de septiembre de 2013

El Photoshop de los famosos perjudica la salud de la población



Una de las características más destacables del ser humano es la de ser presumidos. Por mucho de que algunos lo nieguen, a todos nos gusta que se nos vea bien y, si es posible, que incluso tengan envidia de nuestro cuerpo. No es nada nuevo ya que arqueólogos que trabajan en Egipto han descubierto recientemente que Cleopatra ordenó en su día “retocar” sus bustos para que las generaciones venideras admiraran su belleza.

Pero desde la llegada de la informática y más concretamente del “Photoshop”, ésta moda se ha extendido a toda la sociedad y no hay político, actor, cantante, modelo o incluso su vecina del quinto que no utilice esta técnica antes de enseñar sus fotografías.


Dos científicos del Darmouth College, Hany Faid y su alumno Eric Kee, han diseñado un método informático que desenmascara a todos aquellos que han decidido quitarse unos años o quizá unas arrugas o unos “kilitos” de más. 
 
A través de 450 imágenes originales y las correspondientes fotos retocadas que habían sido publicadas en Internet, lograron con una técnica matemática determinar ocho criterios geométricos y fotométricos en ellas. A continuación combinaron estos parámetros para cada par de fotos lo que dio un índice de manipulación de las fotografías.
Posteriormente pidieron a 350 observadores independientes que clasificaran estos pares de fotos del uno al cinco desde muy similares a muy diferentes e incorporaron los resultados al modelo para obtener un grado medio de retoque por foto.


Según los investigadores, su sistema servirá para que el público pueda averiguar de forma sencilla hasta qué punto se ha alterado la imagen de la persona que está observando. Su objetivo no es sacar a la luz pequeñas manipulaciones en el color o en el tamaño que pudieran denominarse como “normales” sino desenmascarar aquellos retoques digitales más extremos que puedan resultar peligrosos para la población a la hora de querer imitar a sus famosos más queridos.


Y es que estas fotografías completamente irreales de celebridades pueden conllevar desórdenes en la alimentación como la anorexia o la bulimia, tanto en adultos como en niños descontentos con su cuerpo o casos de ingestión de hormonas y anabolizantes si de lo que se trata es de imitar los poderosos bíceps o las marcadas “tabletas” de sus ídolos.

Que una cosa es ser presumido y otra caer enfermo por querer lograr unos resultados que solo se pueden conseguir mediante el “Photoshop”.         


viernes, 20 de septiembre de 2013

España volverá por fin al horario de Greenwich (una hora menos)



¿Cuántos millones de veces ha oído la famosa frase de “una hora menos en Canarias”? Pues está a punto de no escucharlo nunca más.

La subcomisión del Congreso de los Diputados para el estudio de la racionalización de los horarios, la conciliación de la vida personal, familiar y laboral y la corresponsabilidad acaba de aprobar un informe de medidas que, entre otras muchas, incluye una propuesta para que el gobierno de España realice un estudio socioeconómico para conocer en detalle cuál sería la incidencia económica global de un posible cambio de huso horario en España, recuperando la antigua vinculación al huso horario de Greenwich (una hora menos).


Seguro que muchos de ustedes se han preguntado en alguna ocasión por qué España tiene el mismo horario que Alemania, Francia, Italia o Polonia estando mucho más al oeste y no el del Reino Unido (horario GMT o de Greenwich) cuando el mismo meridiano que da nombre a este horario cruza tanto por Londres como por el este de España (Cataluña y la Comunidad Valenciana). El asunto viene de lejos, concretamente de la Segunda Guerra Mundial. Durante la contienda, por motivos logísticos, los países con el horario del meridiano de Greenwich adaptaron sus horarios al huso centro alemán. Una vez finalizada la guerra, todos los países volvieron a retrasar una hora sus relojes excepto, no sabemos por qué motivo, España. Ahora se quiere subsanar este error.

¿Y por qué hablamos de error? Pues porque, según esta subcomisión del Congreso, el vivir con una hora de adelanto, es decir, que se haga de día o de noche una hora más tarde, nos provoca un déficit en productividad, en competitividad, en conciliación de la vida laboral y familiar y en corresponsabilidad entre hombres y mujeres con respecto al resto de países europeos. ¡Casi nada!

En España la jornada laboral comienza de media a las 9.00, una hora más tarde que en otros países europeos. Dedicamos a comer dos horas, por lo general de 14.00 a 16.00 cuando nuestros colegas lo han hecho a las 13.00 y usando no más de tres cuartos de hora. Poco a poco vamos perdiendo horas, haciendo que cuando nuestros vecinos abandonan su trabajo hacia las 18.00 de la tarde a nosotros nos quedan todavía dos horas por delante. Luego, también cenamos más tarde y cuando, por ejemplo, los ingleses están metiéndose en la cama a eso de las 22.30 los españoles disfrutan de su "prime time" en la televisión, que se produce a las 22.28 minutos de media. La jornada laboral se eterniza y le podemos dedicar muy poco tiempo a nuestra vida familiar.

Según los expertos, nuestro cuerpo necesitaría estar comiendo a la una de la tarde, cenando entre las ocho y las nueve y durmiendo, o por lo menos descansando en la cama, mucho antes de la medianoche.   


De momento, el informe será remitido al Pleno de la Cámara para su debate y votación, pero si tenemos en cuenta que la subcomisión estaba constituida por tres miembros de cada uno de los tres principales partidos del Congreso, PP, PSOE  y CiU y allí ha sido aprobado este informe, dentro de un mes se podría estar votando (y aprobando) la vuelta al horario de Greenwich.

¿Nos acostumbraremos a que oscurezca a las cuatro de la tarde en invierno o a que amanezca antes de las cinco en verano?

PD. Dos anotaciones: de poco servirá cambiar la hora si no se reeduca también a jefes y directivos en la creencia de que cuantas más horas se hacen, más se trabaja. Y segunda, tampoco vendría mal que las televisiones adelantasen un tanto el “prime time” en sus programaciones. A pocos españoles les gusta irse a la cama sin haber visto el final de su programa favorito.   

lunes, 16 de septiembre de 2013

Todavía malgastamos 1.000 millones al año con las televisiones autonómicas


 

Tras décadas de despilfarros, la crisis y la consiguiente falta de ingresos vía impuestos, ha provocado que las administraciones públicas no hayan tenido más remedio que recortar sus gastos. A marchas forzadas y muy a su pesar.
Quienes más han tenido que recortar sus gastos han sido quienes más derrochaban: las comunidades autónomas. Pero lo han hecho de manera, podríamos decir que “selectiva”. Cobran por las medicinas y cierran numerosos ambulatorios pero no rebajan el número de cargos públicos; aumentan la ratio de alumnos en las clases y no renuevan los contratos temporales de los profesores, pero no cierran las ruinosas “embajadas” autonómicas en el extranjero; eliminan subvenciones a los grupos más desfavorecidos, pero no disminuyen el tamaño de sus televisiones autonómicas Precisamente de esto último les quiero hablar: de las escalofriantes fianzas de las televisiones autonómicas.

¿Saben cuánto nos costarán estos entes? Pues alrededor de ¡1.000 millones de euros en 2013 entre subvenciones y pérdidas de explotación! Las cifras marean: TV3 perdió el año pasado más de 6 millones de euros a pesar de recibir una subvención de 225 millones; Canal9 recibió 68 millones y perdió 171; Telemadrid fue subvencionada con 71 millones para perder 115; Canal Sur ha recibido 118 millones; la ETB 105; TV Galega 95… y así todas y cada una de las 12 televisiones autonómicas que tenemos en España. 


Desde que Artur Mas es Presidente de la Generalitat (y aun no hace tres años) TV3 ha recibido 893 millones de euros en subvenciones de los contribuyentes; Canal Sur acumula subvenciones de más de 1.000 millones de euros en cinco años y Canal9, a pesar de las subvenciones, acumulaba una deuda de más de 1.000 millones de euros con unos fondos propios negativos de 1.217 millones. 

¿Por qué pierden tanto dinero? Pues porque mientras los gastos son estratosféricos, los ingresos por publicidad resultan ridículos: TV3 se puede dar con un canto en los dientes ya que recaudó 70 millones (menos de una cuarta parte de sus gastos), pero ¿qué palabra podríamos emplear para calificar los 13 millones de ingresos de Telemadrid o los 17 de Canal9? Ninguna empresa privada podría mantenerse con vida más de un año con estas cifras.

El escándalo es todavía mayor si se nos ocurre comparar las cifras de las televisiones autonómicas con las de las televisiones privadas. Así, mientras Mediaset ingresa anualmente cerca de 900 millones con una plantilla de 1.100 trabajadores y Antena 3 factura por publicidad 740 millones con 700 empleados, TV3 apenas ingresa 70 millones y cuenta con una plantilla de 2.571 trabajadores; Telemadrid 13 millones con cerca de 1.000 empleados y Canal9 17 millones con 1.700 asalariados.


Y el asunto va e irá a peor: al ingresar menos se recortan gastos con lo que se empobrece la oferta televisiva. El resultado de ello es una menor audiencia y una mayor dificultad para acudir al mercado publicitario a por nuevos ingresos. Una espiral negativa de la que es muy difícil salir.

Todas estas pérdidas soportadas por los españoles podrían perdonarse si realmente estas televisiones cumplieran con su principal objetivo: el de ser un servicio público. Es indudable que no lo consiguen y los espectadores les dan la espalda.  Las audiencias son ridículas: TV3, ETB y TVG apenas superan el 10% y Telemadrid y Canal9 no llegan ni al 5%. Así es difícil justificar este dispendio para las arcas públicas ¿verdad?

Con una programación que poco tiene que ver con el servicio público y que apenas sigue uno de cada diez ciudadanos y pérdidas cuantiosas que vacían las arcas públicas, ¿por qué no las cierran? Todos ustedes conocen la respuesta: el interés político es enorme; antes cerrarían un hospital o un colegio que una televisión pública. Si lo hiciesen, ¿dónde colocarían a todos esos políticos que no caben en la administración? ¿Qué medio utilizarían los gobernantes para adoctrinar a sus ciudadanos?  ¿Cómo les convencerían para que les siguiesen votando?

martes, 10 de septiembre de 2013

Rafael Casanova no acudiría a Vía Catalana… ni a los actos de la Diada


 
El prestigioso escritor catalán Josep Pla decía: “¿Tendremos algún día en Cataluña una auténtica y objetiva historia?, ¿tendremos una Historia que no contenga las memeces de las historias puramente románticas que van saliendo?” "La historia romántica es una historia falsa".

El nacionalismo catalán ha logrado encubrir, ocultar y manipular la historia hasta hacerla irreconocible  gracias a una nómina de historiadores que han reescrito la historia del Principado como les hubiera gustado que hubiera sido y no como realmente fue. Una historia romántica, de cuento de hadas, que no aguanta ningún análisis historiográfico mínimamente riguroso

Una de esas “memeces” a las que se refiere Josep Pla es precisamente la que se conmemora mañana, 11 de septiembre, día de la Fiesta Nacional de Cataluña o Diada. Durante los actos que se repiten año tras año, se le rinde homenaje a Rafael Casanova, considerado por los nacionalistas como primer mártir de la independencia. ¿Realmente ocurrieron los hechos tal y como nos quieren hacer creer los nacionalistas catalanes?


La historia surge a raíz de la muerte sin descendencia del rey Carlos II en el año 1700. Tras una existencia enfermiza por culpa de la consanguinidad y sin posibilidad de engendrar descendencia, dejó a España sin un sucesor al trono.  

Como, al parecer, ni entonces ni ahora se puede vivir sin Rey, se desató una lucha encarnizada entre las distintas monarquías europeas por conseguir la corona de España y, con ello, la gran herencia que representaba el todavía mayor imperio del mundo. Es la Guerra de Sucesión, que enfrentará al archiduque Carlos de Austria, hijo de Leopoldo I, y a Felipe de Borbón, nieto de Luis XIV.

Era una guerra que enfrentaba dos modelos de gobierno y de sociedad completamente diferentes: de una parte, el archiduque Carlos representaba el tradicionalismo y la defensa de un modelo de estado que hoy se podría entender como “autonómico”, con la defensa de las jurisdicciones propias, los fueros y los privilegios. Por la otra, Felipe de Borbón representaba el centralismo y un acentuado liberalismo. Los catalanes (salvo excepciones como Vic y Cervera) apoyaron al primero.

Tras un inicio de la guerra en la que parecía que el archiduque se llevaría la victoria (sobre todo tras su entrada en Madrid), las tropas borbónicas recuperaron terreno tras la victoria de Almansa en 1707 y siguieron cosechando victorias hasta que a mediados de 1713 llegaron a las puertas de Barcelona empezando un asedio que duraría más de un año.

Es en este momento cuando aparece en escena nuestro protagonista. Rafael Casanova, miembro de una familia de la burguesía vinculada a los Austrias, entró como consejero tercero de Barcelona en 1706. Fue durante el asedio cuando Casanova fue nombrado “Conseller en cap” o máxima autoridad de Barcelona. Tras varios meses de situación desesperada, el 11 de septiembre las tropas borbónicas ejecutaron el asalto final a la ciudad,  momento en el que Casanova apareció en la muralla con el estandarte de Santa Eulalia resultando herido. Ante la inminente caída de Barcelona, algunos parientes y amigos de Casanova difundieron la noticia de que había muerto en combate.


Éste es el hecho que convirtió a Rafael Casanova en héroe y estandarte del nacionalismo. Pero no entonces sino casi dos siglos después, a finales del XIX. En realidad, el “Conseller en cap”  no murió aquel día, sino que tras recuperarse de sus heridas, fue amnistiado por Felipe V en 1719 y ejerció como abogado hasta 1737, diez años antes de morir.  

Un episodio que tenemos que destacar en toda esta historia es que cuando el 11 de septiembre de 1714 los barceloneses deciden claudicar ante el ejército de Felipe de Borbón, Rafael Casanova edita un bando que resume el sentido español de los ideales por los que lucharon esos hombres. "Salvar la libertad del Principado y de toda España; evitar la esclavitud que espera a los catalanes y al resto de los españoles bajo el dominio francés; derramar la sangre gloriosamente por su rey, por su honor, por la patria y por la libertad de toda España".

Leído detenidamente el bando, ¿alguien puede adivinar en estas palabras cualquier amago de nacionalismo o de separatismo? Al menos, yo no.
 
 
Con el paso de los años, esta versión “retocada” de la historia (con la ayuda inestimable del sistema educativo y de los medios de comunicación al servicio del nacionalismo separatista) se ha ido imponiendo en la sociedad catalana y ha conseguido fomentar ése antiespañolismo que perseguía.

Pero no todos están dispuestos a callar y otorgar.  Pilar Paloma Casanova y Barón, duquesa de Maqueda y marquesa de Astorga, descendiente directa de Rafael de Casanova ha concedido una entrevista en la que reivindica a su antepasado que, según ella, era un "patriota español" y denuncia que el nacionalismo y el independentismo "tergiversen y adulteren la historia de España" en relación con el conseller en cap en 1714. También denuncia la “burda manipulación histórica” a la que está siendo sometida la figura de su antepasado, convertido hoy por el nacionalismo en una suerte de caudillo independentista al que honran con simbología que a él "le horrorizaría".


Artur Mas ha propuesto para mañana la “Vía Catalana”, una especie de cadena humana que, según sus cálculos, cruzará los 400 kilómetros de territorio catalán y ha equiparado este proyecto independentista (ni más ni menos) con la lucha contra la segregación racial de Martin Luther King.

Estoy seguro de que Rafael Casanova (de estar entre nosotros) no se ataría con esta cadena. Y dudo mucho que acudiera siquiera a depositar flores ante su monumento.

 PD. Siempre me he preguntado por qué en Cataluña celebran su fiesta nacional (o Diada) conmemorando una derrota. ¿No tenían nada mejor que celebrar?

sábado, 25 de mayo de 2013

Su familia ya debe 53.000 euros en deuda pública



Según los últimos datos publicados por el Banco de España, el conjunto de las administraciones públicas de nuestro país acumulaban a finales del pasado mes de marzo una deuda de 923.311 millones de euros, el equivalente al 87,8% de nuestro PIB.

¿Les parece mucho? ¿Poco? Estas cifras tan gigantescas son muy difíciles de entender por la inmensa mayoría de los mortales (entre los que, por supuesto, me encuentro), así que intentaré traducirlas a otras más “digeribles” por todos:

- Cada hombre, mujer y niño residente en España soporta una carga extra de 19.700 euros derivada de la deuda pública. Si tenemos en cuenta que la media de individuos en una familia española no llega a tres, cada una tiene una deuda superior a 53.000 euros.

- Si la cifra la queremos dividir por los trabajadores inscritos en la Seguridad Social, la cantidad aumenta a 55.520 euros por trabajador.

- Y si descontamos a los que trabajan para alguna administración pública, los empleados del sector privado deberían pagar casi 67.000 euros “por barba” para liquidar la deuda pública española.

Siendo preocupante que a fecha de hoy tengamos la deuda pública más elevada desde el final de la primera guerra mundial, lo más llamativo es la velocidad a la que aumenta. Cuando José Luis Rodríguez Zapatero revalidó su mandato en el año 2008 (¿se acuerdan de sus esfuerzos por negar que España pudiera sufrir la crisis que se empezaba a sentir en medio mundo?), la deuda pública  ascendía a 378.000 millones de euros, un 35,5% de PIB. En apenas un lustro ha aumentado un 144%; nunca antes había crecido tan deprisa. Y no crean que Mariano Rajoy esté frenando esta sangría: a pesar de masacrarnos a base de impuestos, en apenas 15 meses la ha aumentado en 186.843 millones de euros, una media de 411 millones al día; 9 euros por habitante o 23,6 euros por familia diarios, como prefieran.


La próxima vez que oigan a un político, a un sindicalista, a un funcionario o a un integrante de cualquier asociación fuertemente subvencionada quejarse de los recortes (a todas luces insuficientes) que tímidamente efectúa el gobierno actual, recuerden todos estos números. Puede que ya no les parezcan tan razonables sus reivindicaciones.

Dentro de unos años, los políticos actuales ya no estarán, pero los españoles continuaremos endeudados hasta las cejas durante mucho, mucho tiempo.    

jueves, 9 de mayo de 2013

Los príncipes en clase turista. Un gesto que SI conecta con los españoles



Se suele decir que una imagen vale más que mil palabras y la que encabeza este post debe de valer bastante más. La tomó la periodista Cristina Tárrega el pasado fin de semana en el vuelo Palma de Mallorca-Madrid.

En ella se pueden ver a los Príncipes de Asturias en la parte central de la cabina de un vuelo comercial compartiendo clase turista con otros muchos españoles anónimos tras haber pasado el largo puente del primero de mayo en la isla de Mallorca. Un gesto que denota la sencillez (y la austeridad) que desprende esta pareja.

Y no fue el único. Durante estos días, el matrimonio se mantuvo alejado de cualquier agenda oficial y disfrutó de unos días de sol en privado y en compañía de las infantas Leonor y Sofía. Es más, el Príncipe Felipe no dudó en acercarse por sorpresa al Salón Náutico que se celebraba esos días en la capital de las islas para ver en primera persona las novedades en esa disciplina a la que es tan aficionado, mientras la Princesa Letizia se quedaba a apenas un centenar de metros, en un parque cercano, jugando con las niñas en los columpios de un parque.
Siempre, pero sobre todo en estos momentos de crisis, los españoles necesitamos este tipo de comportamientos por parte de la primera familia del país.   

Una imagen que contrasta con la que le tomaron hace un tiempo a nuestro Rey en uno de sus viajes de fin de semana, ¿verdad?  Don Juan Carlos debería replantearse su futuro y el de la Casa Real.