jueves, 6 de diciembre de 2012

Diez síntomas que anticipan la próxima recuperación económica española

 

Personalmente empiezo a estar cansado del maldito pesimismo que envuelve a España. Si, ya se que realmente no es pesimismo sino realismo; que las cosas están muy mal; que ya llevan mucho tiempo así y que muy pocos piensan que pueden cambiar a corto o medio plazo. Y yo no me encuentro entre ellos. Pero ya conocen el dicho: “no hay mal que cien años dure…” y algún día empezaremos a ver signos que anuncien que, aunque sea a largo plazo, podremos salir al fin de este profundo hoyo.

Me niego a utilizar lo de los “brotes verdes” que acuñaron los antiguos inquilinos de La Moncloa, pero se empiezan a leer algunas noticias económicas que pueden inducirnos a pensar que ya hemos tocado fondo o que estamos a punto de hacerlo. Y a partir de ahí…
Estas son las noticias que hacen renacer nuestras esperanzas:

- La dichosa prima de riesgo empieza a bajar. Todavía está por las nubes rondando los 400 puntos básicos, pero piensen que el 25 de julio de este mismo año llegó a los 649 puntos.

- El Estado Español ha logrado colocar toda la deuda prevista para 2012 y ya lleva unos días vendiendo la del próximo año. Lo malo es que en el 2013 tienen que financiar más de 200.000 millones.


- La bolsa lleva cuatro meses al alza. En este periodo ha subido un 18% desde los mínimos de julio. Dicen que la Bolsa se anticipa a la realidad económica entre seis meses y un año. A ver si es verdad y en el segundo semestre de 2013 esto empieza a mejorar.

- Comercio exterior: España exporta este año sobre un 10% más que el anterior e importa cerca de un 5% menos. Como consecuencia, el déficit comercial se ha reducido en un 25% en lo que va de año. Sin las importaciones energéticas ya tendríamos superávit. Incluso con la pesada losa que supone el petróleo, es posible que los meses de noviembre y diciembre ya presenten superávit global.

- Las llegadas de turistas extranjeros rozarán (si no lo superan) el récord histórico del año 2008. Pero lo mejor es que esos turistas que nos visitan gastan bastante más durante su estancia que en años anteriores.


- La competitividad de la economía española (nuestro verdadero talón de Aquiles) ha mejorado durante el tercer trimestre un 0,7% con respecto a la Unión Europea y un 1,8% si tomamos como referencia a los países de la OCDE.    

- Parece que el déficit público empieza a moderarse y aunque será muy difícil conseguir el objetivo impuesto por Bruselas del 6,3%, el susto puede que se quede cerca del 7%, algo impensable hace tan solo unos meses. Hasta las comunidades autónomas están entrando en vereda y han reducido a la mitad el déficit que tenían por estas mismas fechas del año pasado.

- Tras catorce meses de huidas masivas y generalizadas de fondos, el mercado español registró en septiembre entradas netas de capital por valor de casi 31.000 millones de euros. Aun así, durante este año han volado más de 200.000 millones de euros.


- Tanto la confianza del consumidor como el índice PMI manufacturero repuntaron en noviembre, aunque todavía se encuentran lejos de la frontera que separa la contracción de la expansión.

- Los principales analistas y bancos de inversión extranjeros (GLG Partners, HSBC…) aconsejan a sus clientes la compra de acciones de las bolsas del sur de Europa y entre ellas, hacen especial mención a la española. El banco americano JP Morgan llega a apostar por una revalorización del 56% en el medio plazo.

Naturalmente, todos estos signos esperanzadores podríamos contrarrestarlos con los numerosos datos negativos que diariamente conocemos, pero ya les he dicho al principio que estaba un poco harto de ser pesimista. Por lo menos hoy; mañana ya veremos.