domingo, 6 de octubre de 2013

Apple sextuplica precios de coste en la venta de sus nuevos iPhone 5C y 5S



Dicen que los compradores de un iPhone suelen mostrarse muy exigentes con su color, con la funda que pueden acoplarle o con la caja en la que les llega por correo, pero que todo lo demás se la trae al pairo: con que aparezca el logo de la manzana, el resto no importa. Y el precio está incluido en ese “resto”.

La web “Kelisto.es” e IHS han elaborado un informe sobre los precios de coste de los nuevos iPhone 5C y 5S y los han comparado con su posterior precio de venta. Los resultados asustan.

Para empezar, decir que Apple cuida mucho de sus finanzas y el ahorro de costes es uno de sus principios fundamentales. Así, los nuevos modelos 5C y 5S tienen un coste de fabricación sensiblemente inferior al anterior modelo, el iPhone 5. Sin embargo, este ahorro no se traslada precisamente al precio de venta. Más bien al contrario: ahora son más caros. Vamos con las “odiosas” comparaciones.

El precio de fabricación de un iPhone 5S de 16 GB asciende a 199 dólares y en EEUU se vende por 649 dólares: 450 dólares más. El de 64 GB todavía es más escandaloso: cuesta 218 dólares y se vende por 849: 631 dólares por cada terminal. Por su parte el 5C, tiene un coste de fabricación de 173 dólares y se comercializa por 549 dólares. Un 289%, no está mal el margen, ¿verdad?

En Europa la diferencia todavía será mayor. El coste de producción será el mismo, pero como se venderá en euros, los traduciremos. Así, si el coste de fabricación de un 5S de 16 GB es de 146 euros y el de 64 GB de 160 euros, su precio de venta (a falta de confirmación ya que se empezará a comercializar a finales de mes) será de 699 y 899 euros, con un margen de 553 y 739 euros respectivamente. O sea, aquí en Europa el margen aumentará hasta el 379% y el 462% según el modelo. Que el euro valga más que el dólar nos perjudica, ¡curiosa paradoja!


Naturalmente, en los costes de fabricación sólo están contemplados los costes de los materiales y todos sabemos que en estos productos tecnológicos, el mayor coste para la empresa no procede de este concepto. Para desarrollar esta maravilla de la tecnología ha sido necesaria la participación de miles de ingenieros cualificados que han trabajado millones de horas y eso, indudablemente, tiene un coste descomunal que se tiene que reflejar por narices en el precio de venta de cada modelo. Además, se tiene que publicitar, transportar, distribuir, etc. Pero de ahí a sextuplicar el precio…


¿Es éste el típico post anti-Apple? Ni mucho menos. Si se lo compran a ese precio, ¿por qué venderlo más barato? Además, el resto de las compañías también venden sus smartphones de gama alta a precios similares y seguro que los costes de los materiales que emplean no serán mucho más altos que los de Apple.
En todo caso, éste sería un post anti caprichosos compradores de iPhone y similares. Pero ¿quién soy yo para decirle a alguien en qué no debe malgastar su dinero?