martes, 28 de octubre de 2014

La usura llega a los Fondos de inversión garantizados bancarios



Desgraciadamente, dispongo de un dinero para invertir. Y digo desgraciadamente porque proviene de una indemnización por despido y comprenderán que sería preferible no tenerlo y continuar empleado. En fin, ¿qué hacer con ese dinero? Con los depósitos y las cuentas de ahorro apenas se puede lograr, con suerte, un 1%; ¿algún otro producto seguro y con un mayor rendimiento?

Acudí a mi entidad financiera habitual y lo que me ofrecieron me dejó perplejo. Tras la escasa y austera oferta en depósitos (a los bancos ya no les interesa puesto que desde el Banco Central Europeo consiguen dinero casi gratuito) me aconsejaron diversos fondos de inversión: monetarios, renta fija, mixtos, renta variable… pero entre todos ellos insistieron en que invirtiese mi dinero en uno garantizado denominado “Depósito Estructurado Ibex 2016”.

¿Características?  18 meses, invierte en el Ibex, capital garantizado y rentabilidad tal como sigue:
- Si el precio final del índice Ibex 35 fuese inferior al 100% de su precio inicial, además del capital invertido recibiría una remuneración del 0,5321% TAE.
- Si el precio final estuviese entre el 100% y el 110%, TAE del 0,9303%
- Si estuviese entre el 110% y el 120%, TAE del 1,3277%
- Y si sobrepasa el 120% del precio inicial, TAE del 1,7243%

Además, podría cancelar el fondo anticipadamente en tres ocasiones durante el periodo, aunque en ese caso no me liquidarían ningún tipo de interés y, además, me aplicarían una penalización del 1,50% sobre el capital invertido.


Sinceramente, me quedé de piedra. ¿Cómo pueden tener la desfachatez de aconsejarme un fondo que, literalmente, me roba dinero? Antes de empezar, dejar claro que esto no son “preferentes”; este producto es completamente legal y al final del periodo recuperaré mi dinero al estar cubierto por el Fondo De Garantía de Depósitos. Otra cosa son los intereses que me abonarán: ruinosos.

Estos productos invierten, sobre todo, en compañías que reparten suculentos dividendos. Hablamos de acciones de Telefónica, Santander, BBVA, Repsol…  todas con unas remuneraciones del  4%, 5% e incluso el 8% como es el caso del Santander. Por descontado, estos dividendos se los queda el Fondo, es decir, al final del periodo habrán ingresado, solo por dividendos, un 8 o 9% de la inversión (5-6% de media por 1,5 años).

Nadie sabe a ciencia cierta qué ocurrirá durante ese año y medio, pero contando con la incipiente recuperación económica y a pesar del freno que está sufriendo la Eurozona, lo más normal sería que la Bolsa subiera. Al menos, que subiera un poco. Trabajemos con cuatro supuestos:

La bolsa no sube o incluso baja: por poco espabilado que sea el gestor del Fondo y con la libertad que tiene para comprar y vender cuando le plazca, difícilmente perderá dinero. Pero aunque lo hiciera, tiene el margen del 8 o 9% de los dividendos. Prácticamente, riesgo cero.

Imaginemos que sube la Bolsa un 5%. En total, mi dinero rentaría un 14% (5% más 9% de dividendos), de los cuales la gestora se quedaría con un 13,1% de las ganancias y a mí me darían un 0,9303%. Si subiera un 15%, ellos ingresarían un 22,7% y yo un 1,3277%. Y si la Bolsa llegase a los 13.000 puntos (aproximadamente un 25% más que ahora), la gestora acumularía unas ganancias del 32,3% y a mí me devolverían lo invertido más un 1,7243%. ¡Negocio redondo!


Tal como hicieron en su día con las famosas “preferentes”, los directores de las oficinas bancarias (e incluso sus empleados) se deshacen en alabanzas hacia este producto y es prácticamente lo único que ofrecen a sus clientes, sobre todo a las personas mayores, mucho más proclives a buscar la seguridad de sus ahorros. Y como en lo que más insisten es en que están garantizados… pocos son los que se les escapan.

Vuelvo a insistir: el producto es completamente legal y es imposible perder la inversión inicial. Ahora bien, sabiendo que el dinero que se invierte en Bolsa es de los clientes y no de los gestores ¿cómo catalogarían un reparto de los beneficios del  5-10% para el propietario del dinero y del 90-95% para quien lo gestiona en Bolsa? ¿Fraude? ¿Usura? ¿Estafa?


Si no encuentro nada mejor, lo enterraré en el jardín. Estoy harto de que con mi dinero se forren los de siempre.