sábado, 1 de octubre de 2011

Premios Ig Nóbel 2011; Cada año más asombrosos



Año tras año (ya van 21 ediciones) se libran unos premios en la Universidad de Harvard que son nuestra debilidad: los Ig Nóbel Awards.

Estos galardones, promovidos por la revista Anales deInvestigación Improbable como alternativa divertida a los Nobel, no premian a científicos inútiles, sino estudios que, aunque en un principio se tomaron como serios, resultan totalmente intrascendentes. Prueba de ello es el investigador que en el año 2000 ganó un Ig Nóbel por hacer levitar una rana y una década después ganó el premio Nóbel de Física por sus estudios sobre el grafeno. 


La ceremonia es una delicia y la educación, el respeto y el buen humor son los protagonistas en ella. Vamos con los premios de esta edición.

- Fisiología: al equipo internacional de Anna Wilkinson (UK y Austria) por demostrar que no hay evidencia de que el bostezo se contagie entre las tortugas de pie rojo o carbonarias.

- Química: al estudio denominado “la ideal densidad wasabi en aerosol para despertar a personas en situación de emergencia”.

- Medicina: a los científicos australianos que han demostrado que las personas toman mejores decisiones sobre algunas cosas -pero también peores decisiones sobre otras- cuando tienen una fuerte necesidad de orinar.


- Psicología: a Karl Halvor Teigen, de la Universidad de Oslo, por un estudio para "tratar de entender por qué la gente suspira".

- Literatura: a John Perry, de la Universidad de Stanford, por su Teoría de la Dilación Estructurada, que explica que para ser una persona de grandes logros, siempre hay que trabajar en algo importante, usándolo como una manera de evitar hacer cosas menos importantes. Un buen lío como pueden comprobar.

- Biología: a Daryll Gwynne y David Rentz por descubrir que ciertos tipos de escarabajos tratan de aparearse con ciertos tipos de botellas de cerveza australiana. Al parecer, no valen las de otros países.

- Física: a los investigadores franceses y holandeses que se cuestionaron algo que giraba en sus cabezas en cada olimpiada, ¿por qué los lanzadores de disco se marean y los de martillo no?


- Matemáticas: El de Matemáticas recayó en un nutrido grupo de videntes cuyas predicciones sobre el fin del mundo no se han cumplido (afortunadamente). Gracias a ellos, el mundo ha aprendido a ser cuidadoso al hacer suposiciones y cálculos matemáticos.

- Paz: a Arturas Zuokas, alcalde de Vilna (Lituania), por demostrar que el problema de los coches mal aparcados tiene solución: aplastarlos con un tanque.

Si tienen un rato, ya que el video es bastante largo, no se pierdan la ceremonia de la entrega que les dejamos al final del post. Nada que ver con cualquier otra entrega de premios; aquí cantan, bailan, realizan experimentos en directo, bromean, ríen de verdad…