martes, 21 de julio de 2015

Oculistas solidarios y gratuitos en la Clínica Barraquer



Los españoles nos vanagloriamos de poseer uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo. Sin embargo, existen algunas facetas de la salud pública que están muy mal cubiertas por los servicios de la Seguridad Social. Concretamente, nos referimos a la salud bucodental y a los problemas derivados de la visión que, salvo algunas curas básicas, están totalmente desprotegidos y sus costes corren a cargo de los ciudadanos. Unos costes, en muchas ocasiones, inasumibles.

En el primero de los casos, el referido a los problemas dentales, han surgido en los últimos años varias asociaciones y ONG´s que ofrecen los servicios propios de una consulta odontológica a precios reducidos y, en algunos casos, gratuitos. Forman la llamada “odontología solidaria”. Pueden encontrar información, con números de teléfono y direcciones en este enlace. 
Tras mucho buscar, hemos encontrado su contrapartida en el mundo de la oftalmología: la Clínica Barraquer. Les contamos la historia de este servicio solidario.


El dispensario de la Obra Social Barraquer nació de la idea de uno de los mejores oftalmólogos de la historia, el Profesor Ignacio Barraquer (1884-1865), de que ningún paciente fuera excluido de su consulta privada por razones económicas al abandonar su cargo en la sanidad pública. Hasta entonces, el prestigioso profesor visitaba y operaba por las mañanas en el Hospital de la Cruz Roja de Barcelona y las tardes las dedicaba a realizar la misma labor en su clínica de la Ronda de San Pedro.

En los años veinte decidió la construcción de un centro diseñado especialmente para la práctica asistencial y la docencia en oftalmología que vio la luz, una vez pasada la Guerra Civil, en 1941 en el, entonces apartado, barrio de San Gervasio.

Desde entonces, la mitad de la actividad de los facultativos del Centro de Oftalmología Barraquer se dedica al dispensario, ayudando con su labor a los pacientes más necesitados con unas tarifas muy reducidas en las consultas y gratuitas en caso de precisar cirugía.

En la actualidad, la Fundación Barraquer ofrece prevención y tratamientos oftalmológicos a personas en riesgo de exclusión social a quienes su situación no les permite ocuparse de su salud ocular. Para ello, existen convenios de colaboración firmados con la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona, la Mesa de Entidades del tercer Sector, Cruz Roja y la Asociación Catalana de Municipios.


Los tratamientos realizados por la Fundación Barraquer empiezan por la prevención y la detección precoz de algunas patologías o complicaciones oftalmológicas, realización de las pruebas diagnósticas, tratamientos y cirugía si fuese necesario.    

Podrán acogerse a este programa aquellas personas que se encuentren en situación de pobreza o en riesgo de exclusión social, con especial atención a los niños y jóvenes con patologías oftalmológicas y muy escasos recursos económicos. Para ello, las administraciones firmantes del convenio de colaboración, en coordinación con los servicios sociales básicos, serán los encargados de valorar los casos susceptibles de participar en el programa. 

La Fundación Barraquer no se detiene ahí. Además, realiza expediciones a países en vías de desarrollo centradas, sobre todo, en combatir la catarata y en proporcionar gafas a niños que sin ellas no conseguirían escolarizarse. También ofrece becas de formación a personal cualificado de esos países para que puedan en el futuro extender la labor de la Fundación a sus propias zonas de origen. 

     
Y mención especial merece otra iniciativa solidaria del grupo: el banco de ojos. Entidad no lucrativa, fue fundada en 1962 por Ignacio y Joaquín Barraquer. Su objetivo consiste en concienciar a la sociedad a favor de la donación de las córneas, así como todo lo relacionado con los preparativos y distribución de tejido ocular para operaciones de trasplante de córnea e injertos de esclerótica. Como bien dicen, la sustitución de una córnea afectada por una sana, que permita de nuevo la visión, solo es posible gracias a la colaboración voluntaria y altruista de la ciudadanía. “Los ojos ni se compran ni se venden… sólo se dan”.


Pueden encontrar más información en la web de la Fundación Barraquer y en la de Banco de Ojos

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Este comentario se lo dedico a Oftalmologs que hacen de su carrera sus vidas ( como LA FUNDACION BARRAQUER ) que son capaces de poner su tiempo y su SABIDURIA en curar y ponerse en el sufrimiento del paciente. La vision hasta que no se pierde o se deteriora como es eN mi caso no se sabe lo importante que es. En mi caso la perdida e por confiar en una de esas tecnicas que algunas clincias venden como indolora, segura y efectiva. Yo confie en ella porque llegaba la Presbicia y desde hace tres años mi vida, mi calidad de vision es un horror, sufrimiento de mi familia, mio propio y lo peor es que no saben como curar una tecnica que ves en carteles publicitarios y que venden como algo sin consecuencias . Se que como la Dra Barraquer acude a los paises subdesarrolados a curar gratuitamente, y en los paises como el nuestro lo importante parece que para algunas Clinicas y mas en mi caso ha sido por ganar dinero no importa el daño ni las pruebas: me dijeron para no tener que usar gafas te hacemos una tecnica llamda monovision para lejos y cerca, era mi oftalmologa de referencia por tenerla en mi cuadro medico de Adesla Funcionario, por eso me dio confianza. Ahora tras tres años de sufrimiento no sabe que hacer me dio el alta con dos gafas una de lejos, una de cerca y unas con un filtro de 400 para el destellos de luces y cuando acudi a su clinica solo tenia unas gafas de 3:50 de miopia, pero me las tenia que quitar para el teclado del ordeandor. Secuelas: dolor ocular, desprendimiento de vitreo, aparicion de moscas, beflaritis, problemas con la glandula del parpado, perdida de vision lejanas y de cerca,falta de luz en sitios con luz artificial, deslumbramiento con luces, y en dias soleados, al ver que hay oftalmologos tan serios que me cosnta que hay y que estan tratando mi problema pero independientes a los que me operaron y teniendo que desplazarme a mas de 600 km para tratar tantas secuelas de las cuales no creo llegar a recuperar. Creo que para cualquier profesional debe ser muy triste que un paciente se marche a casa con sufrimiento de secuels pero mas triste es cuando te vas y ves que no le importas mucho como hayas quedado. Gracias a esas FUNDACIONES QUE HACEN LABOR AYUDANDO A LAS PERSOANS EN PAISES SUBDESARROLLADOS, ojala encuentre algun dia solucion a mi problemas. Buenas tardes se despide D. JUAN.

Anónimo dijo...

Hoy acudi a la Doctora de la Clinuca que me opero y no se ha molestado ni en preguntar como van mis ojos, si me duelen, si veo doble, si tengo mas moscS, doble vision ñerdida de cerca etc... No se como ñuede existir medicos que solo piendan en ganar dinero sin preocupsrse por si el enfermo sufre. Las Secuelas de Lasik son horriblrs he pexido ayuda, a muchos medicos de la Clinica que me opero y no me ayudan. Ppr lo que cuando leo doctores como la Fundacion Barraquer que ayudan a los nevesitados es un orgullo y creo que es de valorar.