sábado, 31 de marzo de 2012

Probadores virtuales: acertar con la ropa o las gafas sin moverse de casa. Direcciones



Seguramente estamos ante una de las mayores aportaciones que Internet ha hecho por el ser humano, sobre todo si hablamos del género masculino: los probadores virtuales.

Ya hace mucho tiempo que comprar por Internet se popularizó y dejó de ser una costumbre reservada a unos cuantos “frikis” amantes de la tecnología. Si en un principio triunfó la venta de billetes de avión, reserva de hoteles y compra de material informático, poco a poco las compras a través de la red ha ido generalizándose y ya se vende y se compra prácticamente todo.

Pero existían algunos sectores en los que las ventas aun no acababan de despegar, como por ejemplo el mundo de la moda. No es lo mismo comprar un televisor o un teléfono móvil de los que conocemos todas las características que comprarse un vestido a unos pantalones sin habérnoslos probado antes. Pues ese problema ya hace un tiempo que tiende a desaparecer.


Acertar con la talla, saber si un color nos favorece o si un vestido o una camisa nos sentarán bien es tan sencillo como apretar el ratón del ordenador. Los probadores virtuales proliferan en la red y casi todas las marcas y tiendas de ropa disponen de uno en su web.  

El sistema es muy simple: elegimos una estructura corporal (más o menos delgado, más o menos alto, etc.), un color de piel, de cabello, tipo de facciones e, incluso, en las más completas, hasta el color de los ojos. Una vez creado nuestro “avatar” ya estamos listos para probarnos lo que más nos interese sin movernos del sofá: prendas de abrigo, blusas, sombreros, zapatos, complementos para el pelo, relojes…


La tecnología llega hasta el punto de que en algunos de estos probadores existe la posibilidad de colocar las prendas de acuerdo a nuestro estilo (camisa por dentro, bajo remangado, etc.), cambiar el fondo de la imagen y guardar todos nuestros looks en una carpeta dentro del sistema o compartirlos en las redes sociales. A partir de ahí, incluso se puede pedir la opinión de familiares o amigos antes de realizar la compra.
Y si no nos gusta cómo ha quedado, simplemente con cambiar de página… compra anulada.

Las direcciones de algunos de los probadores de las cadenas de moda líderes en España son los siguientes: El Corte Inglés, H & M, Promod.

¡Ah! Y también se pueden probar gafas. Se sube nuestra foto… y a colocarse todas las que le apetezcan. Lo pueden encontrar en Multiopticas.