viernes, 11 de noviembre de 2016

Artistas que abandonarán Estados Unidos tras la victoria de Trump



Los artistas, en cuanto a preferencias políticas,  suelen decantarse mayoritariamente por las izquierdas. Sus motivos son variados: unos pocos siguen sus convicciones morales y la mayoría buscan beneficiarse económicamente del asunto. Ya saben, publicidad, notoriedad, devolución de favores vía actuaciones, películas… resumiendo: dinero para sus bolsillos.

En las recientes elecciones presidenciales de los Estados Unidos, aparte de por los motivos antes expuestos, era fácil sumarse al caballo ganador; nadie imaginaba que finalmente pudiera ganar el candidato excéntrico de la derecha, Donald Trump. Por ello, los artistas decidieron subir su apuesta y aseguraron en los medios que, en caso de ganar el magnate, abandonarían el país que les ha dado la fama. Estos nueve lo dejaron bien claro:

Miles Cyrus. Si a la campaña en contra de Trump hubiera que ponerle una cara, sería la que encabeza el post sin ninguna duda. La cantante siempre ha hecho público su apoyo a la candidata Hillary Clinton. En uno de sus polémicos post de Instagram escribió textualmente: “Me mudo si este es mi presidente. Y no digo cosas si no van en serio”. Ahora comprobaremos su seriedad.  


Cher. A través de Twitter, los ataques de la artista al candidato republicano han sido constantes: le comparó con Hitler y amenazó con mudarse a Júpiter. Como, al menos de momento, es imposible irse tan lejos, le aconsejamos México que está a la vuelta de la esquina.


Bryan Cranston. El conocido profesor y traficante de Breaking Bad también declaró en una entrevista pública que se iría a vivir a otro país si Trump se convertía en su presidente.


Samuel L Jackson. Durante el programa de Jimmy Kimmel el actor declaró: “Si el hijo de p… se convierte en presidente, moveré mi culo negro hasta Sudáfrica”. Supongo que el resto del cuerpo le acompañará.


Neve Campbell. La actriz aseguró que el triunfo de Donald Trump era uno de sus mayores miedos en sus sueños. Cumplida la pesadilla ¿se trasladará de nuevo a su Canadá natal?


Natasha Lyonne. En un video publicado por Starz, la popular actriz de “Orange is the new Black” dijo que ingresaría en un manicomio de consumarse la “catástrofe”. Que vaya eligiendo centro.


Barbra Streisand. Fiel defensora de Clinton, eligió Canadá como posibilidad. Tampoco se vive mal allí.


Woopi Goldberg. Sin fijar ningún destino concreto, a principios de año aseguró que abandonaría Estados Unidos en caso de victoria de Trump.


Amy Schumer.  Hemos dejado para el final a la actriz cuyo traslado más nos afectará, ya que confesó que si ganaba Trump se vendría a España. “Mi forma de actuar cambiará porque tendré que aprender a hablar español”. La esperamos con los brazos abiertos.


Se aceptan apuestas. ¿Cuántos cumplirán su promesa y se exiliarán voluntariamente a otro país? Yo lo tengo claro: NINGUNO.