jueves, 21 de octubre de 2010

Extracto de baba de caracol y veneno de serpiente: dos timos a sumar a la lista



Podrán pensar que en este blog estamos en contra de algunos productos “naturales” que últimamente se están poniendo de moda. Nada más lejos de la realidad.

En su día ya criticamos las famosas “Bayas de Goji”, no ya porque fueran peligrosas para la salud, sino porque se vendían a unos precios desorbitados comparados con los beneficios para la salud que ofrecían. Hoy le toca el turno a otros dos productos que están en boca de todos: el “extracto de baba de caracol”, un componente casi imprescindible en cualquier crema cosmética que se precie y el “veneno de serpiente”, según dicen, el sustituto ideal del famoso “bótox”.

Si le prestan atención a los efectos que produce cualquier crema que incluya el extracto de baba de caracol, puede que no salgan de su asombro: curan el acné, eliminan las arrugas, las estrías, las cicatrices... ¿qué más se le puede pedir a una crema cosmética?
Sin embargo, no es oro todo lo que reluce; dermatólogos de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) afirman que todos estos resultados son exagerados.

Según Elia Roo, coordinadora de la Unidad de Estética del Hospital Sur de Alcorcón (Madrid), "los dermatólogos recomendamos este producto en algunos casos concretos, después de la radioterapia (que atrofia y desgasta la piel), para cicatrices superficiales y algunos tipos de acné ya que la baba de caracol tiene alantonina, una sustancia activa natural empleada para favorecer la cicatrización de heridas y úlceras. Su uso no entraña peligro, es inocuo. Ahora bien, se trata de un producto cosmético, no terapéutico, es decir, sólo actúa en la capa superficial de la piel y sus efectos son limitados. Es absurdo suponer que va a eliminar estrías, arrugas o cicatrices porque todas ellas no son superficiales sino, en algunos casos, bastante profundas. Es un buen producto hidratante. Sólo eso”.


Otro caso similar lo representan las cremas cosméticas que incluyen veneno de serpiente. Lo primero aclarar que no es veneno real sino un sino un principio activo desarrollado en un laboratorio basado en la proteína que se encuentra en el veneno del animal. Pues bien, la publicidad de estas cremas destaca que, con ellas, se obtiene un resultado similar al conseguido con el célebre bótox.

La propia doctora Roo nos lo aclara: "esto no es real. La toxina botulínica (bótox) actúa en el músculo, para relajarlo y tratar así las arrugas de expresión y las cremas con veneno de serpiente se limitan a actuar sobre la capa superficial de la piel. Es más, si la aplicación de la crema llegara al músculo, entonces ya no estaríamos hablando de un cosmético sino de un medicamento, y como tal, debería pasar por los mismos controles que otros fármacos y estar aprobado por la Agencia Española del Medicamento. Lo que ocurre es que, al igual que con otras cremas cosméticas, mejoran transitoriamente las arrugas, pero nada que ver con los efectos del bótox”.

Finalmente, tranquiliza a los compradores añadiendo que, tanto los productos con extracto de baba de caracol como los que contienen veneno de serpiente, comprados en los canales comerciales comunes, más allá de sus efectos, mejores o peores, sobre arrugas o cicatrices, no entrañan ningún riesgo para nuestra salud.

Y ustedes se preguntarán: ¿por qué encabezamos este post hablando de timo si son productos que no conllevan riesgo para nuestra salud? Pues porque si fuesen peligrosos lo que sería es un delito contra la salud pública, en cambio, son un timo porque se “inflan” desmesuradamente los precios de los productos que contienen estas sustancias asegurándonos que poseen unas características que realmente no tienen (incluso dicen que existen rigurosos estudios científicos que los avalan).
El negocio es redondo: cobran lo que quieren y no tienen el peligro de que los denuncien ante el Ministerio de Sanidad.

En fin, allá ustedes si deciden seguir enriqueciendo a estos timadores pero, ¡cuidado!, si tienen intención de comprar estas cremas (o cualquier otro producto relacionado con la salud) huyan de las páginas “peligrosas” de Internet y de algunos comercios del tipo “todo a cien” que los ofertan. Al menos, no pongan en peligro su salud.

2 comentarios:

ponds dijo...

Te invitamos a probar Pond’s Flawless White® es una exclusiva fórmula enriquecida con el nuevo complejo VAO-B3 que trabaja más activamente en las partes de la piel que necesitan de una mayor aclaración dejando un tono de piel natural y uniforme. Enriquecida con la nueva tecnología VAO-B3 que combina: Vitamina E + Alantoína + Ingredientes Ópticos + Niacinamida B3, poderosos ingredientes que activan el proceso de aclaración de la piel y de las manchas.

Anónimo dijo...

ummm ... XD