jueves, 13 de septiembre de 2007

NO A LAS BOMBAS DE RACIMO


Una buena iniciativa está teniendo lugar en estos momentos en la blogosfera. Auspiciada por Francisco Polo unos setenta blogueros se han unido a la campaña para pedir al gobierno español que se posicione en contra de las bombas de racimo y que ratifique en 2008 un tratado para su prohibición (en estos momentos el gobierno de España se opone a la prohibición general y sigue fabricándolas).
Estas bombas, cuya carcasa explota en el aire, liberan una lluvia de pequeñas bombas que, en teoría, explotan al tocar suelo. Y digo en teoría porque según estudios realizados por Greenpeace, entre el 30 y el 40% de ellas fallan y quedan intactas en el suelo pareciendo que fuesen un regalo, juguete o ayuda humanitaria. En las zonas en conflicto cualquier ayuda es buena y tanto los niños como los adultos recogen todo lo que pueden. Luego, estos objetos de apariencia inofensiva explotan y ya pueden imaginar lo que ocurre. El 98% de las victimas de las bombas de racimo son civiles entre muertos, mutilados, ciegos, etc.
Para el que se quiera unir a la campaña que visite la página web http://www.dinoalasbombasderacimo.com/ en donde explican (mucho mejor que yo) de que va el tema.
Afortunadamente, España es un país “pudiente” (no vamos a exagerar y llamarnos ricos) con un producto interior bruto de los mayores del mundo. Entonces ¿qué necesidad tenemos de fabricar estas mortíferas armas? En realidad, ¿qué necesidad tenemos de fabricar cualquier tipo de arma?
A los dirigentes se les llena la boca hablando de paz cuando la realidad es que por la puerta de atrás permiten la fabricación y comercialización de todo tipo de armas.
Ya sé que las guerras continuarán pero que nuestro país no contribuya a ellas de manera efectiva y no llenando las calles con pancartas políticas.

- ¿Por qué cree usted que hay guerras, don Graciano?
- Pues porque los humanos somos por naturaleza tontos y las empresas armamentísticas y los militares se aprovechan de ello. Y no viven mal, no.

1 comentario:

Francisco Polo dijo...

¡Contigo ya somos 98! ;)

¡Gracias por adherirte!