jueves, 27 de diciembre de 2007

LOS UNIVERSITARIOS RECICLAN POCO


Una profesora de la Universidad de Jaén ha realizado un estudio para la Universidad de Granada entre 680 universitarios y amas de casa. En él se reflejan los hábitos que tienen ambos grupos a la hora de realizar el reciclado del vidrio.
Los resultados revelan que las amas de casa tienen una actitud mucho más favorable hacia el reciclado y están dispuestas a gastar parte de su tiempo en realizar la separación del vidrio para posteriormente depositarlo en los contenedores correspondientes.
Según las conclusiones a las que llega la profesora, los universitarios tienen menos control sobre la cultura del reciclaje del vidrio, ya que perciben que realizar esta tarea supone una serie de barreras difíciles de superar.

No, aunque parezca que me lo estoy inventando, no es así. Se puede leer desde hoy en el boletín de la IAPS que es una organización especializada en estudios medioambientales.
¿Se pueden creer ustedes que a unos jóvenes universitarios, nuestras mentes preclaras del futuro, puede suponerles algún problema separar las botellas de vidrio y echarlas en el contenedor correspondiente?
¿No distinguen el vidrio de cualquier otro material? ¿No saben cuál es el contenedor para el vidrio? ¿No aciertan con el agujero a la hora de echar las botellas?

En el mismo estudio se realizó otra pregunta relacionada con la concienciación medioambiental y ahí ganaron claramente los universitarios sobre las amas de casa. La teoría se la saben muy bien. Están , en teoría, más concienciados, pero después no mueven un dedo para reciclar.
Es lo de siempre. No a los residuos, pero yo echo el vidrio donde me sale. No al consumo energético, pero yo no sé ni donde está el interruptor para apagar la luz. No al desperdicio del agua, pero yo no cierro nunca el grifo de la ducha del gimnasio. No a la contaminación sonora, pero en mi casa la música a toda caña, que para eso es mi casa.
Es la típica cultura de que todos los males de este mundo son culpa de los demás (sobre todo si viven en Norteamérica).
Mucha manifestación y mucha chapita en la solapa pero a la hora de la verdad...

En el año 2006 se reciclaron el 51% de los envases de vidrio con un aumento del 12% sobre el año anterior. Los objetivos de la UE es que se llegue al 60% (no sé porque no se fija un objetivo mucho mayor). En España no llegamos a esos objetivos.
Y es que las amas de casa no lo pueden conseguir todo.


- Don Graciano, ¿usted cree que el peligro más grave para la humanidad sobre la vida en la tierra es el cambio climático, como dice el Presidente?
- Yo creo que el peligro más grave para la humanidad somos los humanos.

1 comentario:

Contraejemplo dijo...

¡Hola!

No sé, se me ocurren dos grandes grupos de universitarios: los que viven con sus padres y los que viven en un piso de estudiantes, compartido con otros.

Es probable que los primeros no se preocupen mucho del reciclaje porque ya están sus padres para preocuparse de ello y si sus padres no se preocupan, es complicado que ellos puedan hacerlo.

A los segundos lo que les puede faltar es espacio en el piso para el reciclaje (suelen ser pisos bastante pequeños) por no hablar de que alcanzar un acuerdo entre todos los inquilinos del piso a este respecto no siempre es sencillo.

Así pues, yo no me preocuparía tanto, me parece que el resultado del estudio tiene lógica. Los que no podemos fallar en este aspecto, como en casi ningún otro, somos los padres. Si los padres reciclamos, nuestros hijos -universitarios o no- tendrán mayores probabilidades de reciclar.

¡Saludos!