lunes, 1 de diciembre de 2008

La sociedad se retrata en la encuesta del CIS

Cuando ustedes escuchan a los políticos, ¿no les da la impresión de que la principal preocupación de la sociedad es el cambio climático, educación para la ciudadanía, el matrimonio entre homosexuales o la ley de dependencia? Pues no. La sociedad española va por otro camino.


Lo cual demuestra dos cosas: la primera, que, desgraciadamente, los españoles preferimos los temas terrenales, dejando de lado los ideales altruistas y la segunda, que a los políticos les gusta más hablar sobre estos temas “idílicos” antes que meterse con los problemas que verdaderamente importan a la sociedad.
Por lo menos, esa es la lectura que se extrae de la última encuesta del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas). En ella nos indican cuales son los temas más relevantes y que más preocupan a los ciudadanos.


Gana por goleada el paro y el acceso a la vivienda, ya que preocupan a más de la mitad de la población. Ya muy alejados se encuentran las pensiones (10%), la sanidad (9%), la educación (5%), la inmigración (4%), los mayores (4%), los problemas medioambientales (3%) y la igualdad entre sexos (2%).

No nos equivoquemos; queda muy bonito hablar de la solidaridad o los derechos humanos, pero cuando nos tocan el bolsillo… Es lamentable, pero somos así de egoístas. No quiero ni imaginar, ahora cuando apriete más la crisis, cómo lo van a pasar aquellas personas que dependan de las donaciones de los demás para poder subsistir. Ya saben; cuando sobra la comida es muy fácil ser generoso, pero en los momentos difíciles…


Otro dato preocupante de la encuesta es el que refleja que más de la mitad de los encuestados piensan que a los inmigrantes reciben “bastante o mucha ayuda” por parte de la administración. Me gustaría equivocarme, pero creo que es un primer paso hacia la xenofobia. Cuando la economía se aprieta, los ciudadanos que ya estaban aquí se creen con más derechos que los que acaban de llegar. Opinan que hay una discriminación positiva y empiezan las manías hacia los inmigrantes. Un camino muy peligroso.

La última reflexión sobre la encuesta: el 64% de los ciudadanos opinan que se benefician poco o nada de lo que pagan al Estado en impuestos y cotizaciones. O sea, que reciben bastante menos que lo que pagan. Un gran alivio, porque creía que era el único que pensaba así.

1 comentario:

TELLAGORRI dijo...

Completamente de acuerdo. Esa es la realidad. La de verdad. Todo lo demás son "invenciones" para hacer olvidar esa realidad.