miércoles, 10 de febrero de 2010

La Fundación Vicente Ferrer candidata al Premio Nóbel de la Paz



“La erradicación de la pobreza construye los cimientos de la paz”. Esta fue una de las máximas por las que luchó Vicente Ferrer durante toda su vida.

Su labor para acabar con la pobreza en una de las regiones más deprimidas de la India, Anantapur, es de sobra conocida por todos.Él murió en junio del año pasado, pero su obra continúa viva.
Hace poco comentábamos en este blog la intención de la Fundación Vicente Ferrer de ampliar su radio de acción para ayudar a más personas necesitadas. Hoy vuelve a nuestra página por otro motivo distinto: la presentación de la Fundación Vicente Ferrer como candidata al Premio Nóbel de la Paz 2010. El pasado 8 de febrero presentaron el dossier de la candidatura en Oslo.


Su sobrino, Jordi Folgado, íntimo colaborador de Vicente Ferrer en vida y ahora Director de la Fundación, ya quiso presentarlo a la candidatura de los Nóbel. Vicente le repetía siempre: “Jordi, olvídate del Nóbel, estamos aquí para trabajar”. Aun así, le presentaron en tres ocasiones (la primera en 1969 a petición de Estados Unidos), aunque nunca consiguió el premio. Ahora no lo hacen a título personal (los Nóbel no se conceden a título póstumo), sino a través de la Fundación y, de conseguirlo, sería la primera vez que el galardón recaería sobre un sistema de desarrollo integral.

Conseguir el premio tiene una especial importancia ya que les permitiría darse a conocer y poder llegar a más personas que colaborasen y lograr uno de sus objetivos fundamentales: el equilibrio entre el primer y el tercer mundo.

El proyecto merece de sobra el premio, pero cuenta con un hándicap: la labor de Ferrer apenas es conocida en dos países: España y la India. Por ello, la fundación ha iniciado una serie de acciones (desde ahora y hasta el 8 de octubre, día en que se conocerá la decisión de los seis miembros del jurado noruego) encaminadas a lograr que el mundo entero sepa de su existencia.

Además de conferencias y reuniones con diferentes personalidades de la sociedad y la política internacionales, la plataforma ha puesto en marcha una página Web, “La vuelta al mundo por la paz”, para acoger apoyos, firmas y explicar el modelo de economía social que convirtió Anantapur en una zona digna para sus habitantes.


Cada firma de adhesión (ya cuenta con más de 70.000) ayuda a que una paloma recorra dos kilómetros más en una vuelta al mundo virtual que, a través de Google maps, visita los lugares más desprotegidos del planeta hasta llegar a Oslo. Por el momento, la paloma ya ha dado dos vueltas al mundo, pero el objetivo es que recorra el planeta tantas veces como sea posible.

La Web, además, acoge microdonativos de dos euros a la campaña, ya que, según dicen sus organizadores, la plataforma se debe autofinanciar y no tocarán ni un céntimo del presupuesto de la fundación. Si recogen más donativos de los necesarios, irán a parar a la FVF.
En la misma Web se puede leer el decálogo de razones por las que se merecen el premio. También se ofrece el video explicativo que les traemos hasta aquí.


Los Cimientos para la Paz from nobeldelapaz on Vimeo.


Ya son numerosas las personalidades que se han adherido a la campaña: José Bono, Soraya Sáenz de Santamaría, Josep Antoni Duran Lleida, Gaspar Llamazares, Javier Solana, Ferran Adrià, alcaldes de las principales ciudades españolas, presidentes de las comunidades autónomas e, incluso, el ex presidente chileno Ricardo Lagos. ¿Se suman ustedes a la campaña?

1 comentario:

El Viajero virtual dijo...

Desde luego Vicente Ferrer lo tenía más que merecido, así que la Fundación que sigue su trabajo también lo merece.
Saludos