domingo, 26 de abril de 2009

Barco solar en Guadalest

A los tradicionales atractivos turísticos de Guadalest, ahora se une la posibilidad de realizar un pequeño paseo a bordo de una de las primeras embarcaciones para pasajeros que funciona al cien por cien con energía del sol.No, no se equivocan; Guadalest se encuentra enclavada en plena montaña de la provincia de Alicante y, por lo tanto, no tiene mar. Pero lo que si tiene es un pequeño y coqueto embalse que sirve para alimentar a todas las poblaciones de la comarca de La Marina: Benidorm, Altea, Villajoyosa…

Desde hace un par de semanas, una empresa española combina el poder del sol, la experiencia del paisaje y la relajación de un paseo en barco con un transporte cien por cien ecológico: un barco solar que surca las aguas del embalse realizando cruceros turísticos con una doble finalidad: proporcionar al pasajero espectaculares vistas y perspectivas únicas del valle desde el agua e introducir la energía solar en la sociedad para impulsar su investigación y potenciar su uso.

Con capacidad para 60 personas sentadas, el barco solar recorre los más de 2,5 kilómetros de largo del pantano realizando un perímetro completo de cinco o seis kilómetros. A una velocidad de crucero de dos nudos y medio -aunque puede alcanzar los siete nudos y medio- el trayecto ofrece cincuenta minutos en los que dejar a los ojos recrearse con las vistas de Guadalest, Benimantell, Beniardá, Benifato, L'Abdet, e incluso parte de Castell de Castells. Un lujo para las sensaciones que además permite contemplar las sierras Xortà, La Serrella y Aitana.

Por el momento, éste es un proyecto todavía piloto orientado a la investigación ya que los barcos solares no serán rentables hasta que puedan fabricarse en serie. De hecho, el precio de cinco euros por trayecto para el público que cuesta el paseo (que gestiona y explota el Centro Tecnológico Electrosolar, una entidad sin ánimo de lucro) se destinarán a la investigación y difusión de la energía solar.

Dieciséis placas solares, dos motores y 48 baterías mueven las ocho toneladas que pesa el barco solar de Guadalest. Con apenas 10.000 vatios -un secador de pelo común utiliza 2.200- se mueve esta embarcación que funciona indefinidamente con sol y hasta 150 horas sin sol. Su vida útil es de 25 años, tiempo en el que un barco similar consumiría más de un millón de litros de gasóleo.
Tecnología española de vanguardia para un turismo ecológico y sostenible además de relajante.


Un aliciente más para visitar esta pequeña población de poco más de 200 habitantes declarada Conjunto Artístico Histórico y propuesta para Patrimonio de la Humanidad. No en vano, es el pueblo más visitado de España y el segundo lugar más visitado tras el Museo del Prado. Para más información sobre Guadalest visiten “El viajero virtual”.

6 comentarios:

El Viajero virtual dijo...

Gracias por la recomendación.
Un saludo.

Elena dijo...

Bonito viaje, precioso el entorno, iré en cuanto pueda con toda la familia. Ah! Felicidades por el Bloc, es muy interesante

Sermau dijo...

Gracias a tí. Es un honor que me incluyas en tu blog.
Elena, no te pierdas Guadalest: te encantará.
Gracias a ambos por leer este blog.
Saludos.

Paskki dijo...

Interesante noticia e interesante blog. Ahora mismo te incluyo en un lugar destacado de mi blog. Felicidades.

Anónimo dijo...

¿Apenas 1.000 vatios? Lo mueven dos motorers de 4.800 vatios cada uno, es decir, casi 10.000. Pueden ampliar información en la página del constructor, aquí: http://www.seacleaner.com/solemar/secc2.htm

fiesta en barco Ibiza dijo...

Ya me parecían pocos los vatios los que usaba... Perfecto que se vean cosas así para mantener una mayor sostenibilidad y más con los barcos que tienen sol vayan donde vayan